Siguenos en
    

Piden salida a polis rijosos

Corrupción. El Comisionado de Seguridad asegura que muchos mandos pedían dinero a agentes para asignarles patrullas o motocicletas.

CUERNAVACA, MORELOS.- “El que no esté de acuerdo, al que no le convenga, que se vaya, que se busque otra chamba”, dijo el comisionado estatal de Seguridad Pública, Jesús Alberto Capella Ibarra, a los policías que no quieran adaptarse y ajustarse a los nuevos esquemas de trabajo, en donde el Mando Único ha estado asumiendo el control de las corporaciones.
Lo anterior, tras las constantes protestas que han realizado elementos del municipio de Jiutepec, como inconformidad al cambio de horario en que venían trabajando, es decir, de las 24 horas que laboraban y las 48 que descansaban, ahora tras la entrada del Mando Único a dicha localidad, será de 24 por 24.
Capella Ibarra enfatizó que los policías donde el Mando Único ya ha asumido el control de la seguridad tendrán que adaptarse a las nuevas reglas, así como a las jornadas de trabajo que están estableciendo, ya que dijo es absurdo la manera en que laboraban los policías de Jiutepec.
Por ello señaló que han incorporado a 60 elementos más al municipio, quienes egresaron del Instituto de Capacitación para la Policía Industrial Bancaria, así como del área preventiva, con los cuales, dijo, sustituirán a los uniformados inconformes con los nuevos esquemas operativos y de trabajo.
“Vamos a sustituir a los elementos que de alguna manera no quieran cumplir, que se manifiesten no me interesa, yo no voy a vulnerar sus derechos, pero sí voy a ser muy claro con los reglamentos, el que no se presente a su jornada de trabajo, tendrá falta y a las tres, le diremos adiós”, afirmó.
El funcionario estatal agregó que en otros municipios también han encontrado resistencia, pero especialmente en las áreas de Tránsito, al apuntar que en ciertas dependencias los mandos pedían de 700 hasta mil pesos a los agentes para asignarles alguna motocicleta o patrullas en específico, por ello sostuvo que continuarán con la depuración policiaca.


COMENTARIOS