Siguenos en
    

Piden bajar del avión a Víctor Saucedo

Deterioro. La vía de comunicación ha sufrido daños por el clima.

Ejidatarios de San Antón urgen a las autoridades apoyar la construcción de su camino de saca que comunique a la colonia Lagunilla con otras cinco demarcaciones, luego de los daños que han sufrido por deslaves causados por la temporada de lluvias.


Sobre el tema, Alberto Bravo, vocero del también conocido como ejido de San Antonio, señaló que en la construcción del camino se han llevado un par de años, luego de que el ex alcalde Manuel Martínez Garrigós les negó el apoyo cuando se lo solicitaron.
“Nosotros no pedimos siquiera que nos hagan todo, sólo que nos apoyen con el cemento, que es lo que más se necesita, y que son al menos unas 200 toneladas las que nos hacen falta”, expuso.
Y es que los lugareños han aportado la mano de obra para la construcción de este camino, la piedra la obtienen del mismo lugar, y la cooperación de los vecinos, de las colonias que se han visto beneficiadas con el camino; lo que les ha permitido avanzar poco a poco.
Sin embargo, las lluvias de los últimos días hicieron estragos en la vía, lo que ha obligado a reforzarla con un muro de contención, para no perder todo el trabajo que les ha costado tener por dónde sacar las cosechas y los insumos agrícolas que requieren para sus labores.
El camino de saca permite a los cerca de 5 mil habitantes de las colonias Unión y Nuevo Tenochtitlán acortar el tiempo para trasladarse hacia Cuernavaca.


COMENTARIOS