Siguenos en
    

Peligran los recursos del Seguro Popular

Cuernavaca, MORELOS.- Morelos corre el riesgo de perder el presupuesto 2013 del Seguro Popular, debido a las presuntas irregularidades con las que el gobierno panista de Marco Adame Castillo operó dicho programa, advirtió la diputada priista Rosalina Mazari Espín.
La presidenta de la Comisión de Salud del Congreso local dijo que la entidad fue condicionada por el gobierno federal a justificar el gasto de hasta el último peso del presupuesto que ejerció para el Seguro Popular, por lo menos durante los últimos tres años de la administración anterior.
De no hacerlo, la Secretaría de Salud no tendrá acceso al dinero presupuestado para este año. “Les van a cerrar la llave”, dijo.
La legisladora indicó que los nuevos funcionarios de la dependencia referida están ocupados en revisar el gasto que tuvo el presupuesto del Seguro Popular, con la finalidad de rescatarlo.
La administración panista operó el programa sin comprobar la inversión de los recursos gracias al contubernio del gobierno federal del mismo partido, presumió la diputada.
Rosalina Mazari concedió que los avances en materia de salud durante la administración de Adame Castillo fueron un mito, debido a que se hizo infraestructura de mala calidad, el servicio a los pacientes fue pésimo y siempre hubo desabasto de medicamentos.
El programa debe revisarse y perfeccionarse porque, a pesar de que se afirmó que Morelos tiene cobertura universal, sus alcances en el tratamiento médico son limitados. La legisladora agregó que el riesgo que tiene Morelos de perder el presupuesto del Seguro Popular se suma a las deficiencias con las que ha operado este programa para los ciudadanos.
“En el discurso te dicen que ofrecen una cobertura integral, pero en la práctica no es así; hay gente que compra su Seguro Popular y el día que se enferma se entera que el padecimiento no lo cubre, y tiene que hacer frente a la factura”, abundó.
La priista Rosalina Mazari hizo la crítica a la anterior administración en el marco del anunció de la campaña preventiva contra la hipertensión arterial, que invita a la población a tomarse la presión durante siete días consecutivos para descartar afectaciones por esta enfermedad silenciosa, entre otras medidas preventivas.
Cabe recordar que Mazari Espín tuvo diferencias con el ex gobernador Marco Adame por la gestión de un tomógrafo para el hospital de la región sur, como legisladora federal que no fue respetada.

+DATOS

Les van a cerrar la llave
De no cumplir, la Secretaría de Salud no tendrá el recurso.

3 años últimamente ha sido condicionado el presupuesto anual.


Es importante que el Gobierno que encabeza el Sr. Graco Ramirez realice las denuncias correspondientes contra el seudo Medico Marco Adame y sus secuaces para que regresen todo lo que se robaron y los manden a prision junto con sus compinches de celda seguro se va llevar bien con sus iguales, con esto se recobraria un poco de imagen el Sr. Graco que ya la tiene muy mal calificada por los ciudadanos de Morelos quienes con desepcion ven que en Morelos las cosas siguen muy mal.

SI EXISTEN PRUEBAS DE QUE EL NACO ADAME Y SU CAMARILLA HICIERON MAL USO DE LOS RECURSOS, QUE LOS INVESTIGUEN, LOS SECEN PARA TRABAJAR EN LA FUNCION PUBLICA Y QUE LOS HAGAN REGRESAR LO QUE SE LLEVARON OP DESVIARON, RECUERDEN QUE MAC, AHORA TIENE A UNO DE SUS HIJOS COMO DIPUTADO EN LA CAMARA ALTA, SI EL PADRE SOLAPO A SUS SERVIDORES PUBLICOS QUE LO ACOMPA√ĎARON, QUE NO HARA CON EL POBRE CHAMACO QUE DE POLITICO NADA MAS NO LE VEO NADA, DE DONDE SALIO, QUE CARRERA TIENE Y EN QUE PUESTOS PUBLICOS A PARTICIPADO, ESTE FUE UN PUESTO DE DEDASO GRACIAS A SU PAPI NACO ADAME.
POR ESO MORELOS ESTA COMO ESTA Y AHORA CON EL GOBIERNO VISIONARIO QUE NADA MAS NO DA UNA Y A COMO DE LUGAR NOS QUIERE HACER ENTENDER QUE ES MUY VISIONARIO CON SPOTS, EN RADIO TELEVISION Y PUBLICIDAD EN TODO EL SERVIXCIO PUBLICO, LLENANDO NADA MAS LA CIUDAD DE PURA PROPAGANDA VARATA YA QUE RESULTADOS NADA MAS NO SE LE VEN A ESTE GRACO-VISION.

Una excelente legisladora y gestora social la diputada ROSALINA MAZARI.

COMENTARIOS