Diario de Morelos
    Siguenos en
    Redes Sociales

Pega ‘surtida’ regidor a compañeros.

Luis Alberto Salas Catalán, regidor de Cuernavaca
Luis Alberto Salas Catalán, regidor de Cuernavaca

El regidor priista Luis Alberto Salas Catalán habría comparado a algunos funcionarios y regidores de la actual administración con vacas, al considerar que el actual edil, Rogelio Sánchez Gatica, no cuenta con el respaldo para realizar las acciones de gobierno como se esperaba, a pesar de que, dijo, hay voluntad del alcalde para “tratar de hacer bien las cosas”.
Y es que el dicho del concejal de Turismo no está alejado  de lo que piensa el ciudadano común en el sentido de que ésta, no sólo con Sánchez Gatica, sino también con Manuel Martínez Garrigós, ha sido la peor administración municipal de toda la historia de Cuernavaca, al estar plagada de presuntos pero evidenciados robos, fraudes y peculados que tienen en quiebra a la comuna.
Al dirigirse al alcalde, Salas Catalán dijo: “Mi respeto para ti, como presidente de Cuernavaca. Te conozco, eres un hombre que trata de hacer las cosas bien, pero eres un charro con espuelas de oro y, desgraciadamente, rodeado de muchas vacas”.
Lo anterior, luego de que en la sesión de cabildo del pasado viernes se discutía la cuenta pública del mes de octubre, en la que el concejal, de origen panista, había manifestado su rechazo a la misma, lo que motivó un extrañamiento del regidor Pablo Aguilar Ochoa, situación que derivó en enfrentamientos verbales entre ambos, luego de que el ala panista había manifestado que estaba a favor de aprobar el balance mensual.
Después, Salas Catalán expuso que Cuernavaca se encuentra llena de mafias, en el comercio informal y en muchas otras situaciones, de lo que responsabilizó a la gente cercana al edil, y que los regidores hicieron como que les resbalaba, pese a que varios de ellos han dejado mucho que desear en su gestión como representantes populares; señalado esto en múltiples ocasiones por la ciudadanía.
Aceptó el concejal priista su corresponsabilidad de lo que sucede en Cuernavaca, y de que, en su caso, “en muchas ocasiones” fue llamado por el ex edil Martínez Garrigós para que aceptara acuerdos a cambio de dinero, y expuso que nunca aceptó. “Tengo las manos limpias. Me pueden acusar de que soy gritón, chapulín, porro, pero nunca de que soy corrupto”, sentenció.
Sin embargo, esa aseveración deja de manifiesto lo que en reiteradas ocasiones se expuso en Diario de Morelos, que durante la gestión de Martínez Garrigós, y quizá también con Sánchez Gatica, la práctica de acuerdos en "lo oscuro" que benefician a unos cuantos se dio, aun en contra del beneficio de la ciudadanía.
Los presentes dijeron que ojalá ese tipo de debates se dieran siempre en las sesiones de cabildo, y no en precabildo, pues de esa forma la ciudadanía podría conocer a fondo la realidad de Cuernavaca y la actuación de sus funcionarios, y no esconderlas en sesiones a puerta cerrada, donde acuerdan a espaldas de sus representados.






Hazte fan de Diario de Morelos en Facebook y síguenos en Twitter para estar actualizado con las últimas noticias de Morelos, México y el mundo.

COMENTARIOS