Siguenos en
    

Papás de condenado a morir lanzan SOS

CUERNAVACA, MORELOS.- Familiares de Víctor Manuel Miranda Guerrero, condenado a la inyección letal tras ser declarado culpable de robo, violación y asesinato de Bridgett  Elizabeth Ballas, asesinada el 27 de noviembre de 1999, solicitaron a las autoridades estatales y nacionales su apoyo para que el hombre no sea ejecutado, como ocurrió con Édgar Tamayo Arias.
Así lo externó Pedro Castro Zavala, presidente de la Confederación de Asociaciones y Clubes de Morelenses de Estados Unidos y Canadá, quien explicó que Víctor lleva más de 10 años encarcelado en la prisión de San Quentin, en San Francisco, California, Estados Unidos, y pese a que ya fue condenado hasta el momento no hay fecha para la ejecución, por lo que dijo están a tiempo de que las autoridades locales y nacionales intervengan.
“Nosotros estamos aquí para pedirles a las autoridades locales y nacionales su intervención para que en el caso de Víctor Manuel no nos coma el tiempo, para que el tiempo no apremie y él vaya a ser ejecutado, actualmente él está condenado a muerte, no hay fecha de ejecución”, expresó.
Señaló que desde la detención de Víctor, éste no recibió la ayuda legal, aunado a que sus familiares jamás fueron escuchados por las autoridades locales, ni nacionales; sin embargo, apuntó que tras las gestiones que ha estado realizando la Confederación, lograron que el Cónsul visite al hombre que desde el 2000 está en prisión.
Por ello, consideró importante que las autoridades inicien con las acciones necesarias ya que manifestó que una vez que tengan fecha para la ejecución de Miranda Guerrero, será complicado detener la decisión de las autoridades americanas.
En tanto, el señor Manuel Miranda Ávila, padre de Víctor, comentó que han sido 15 años sin verlo, ni poder hablar con su hijo, al detallar que en un principio se mantenían comunicados a través de las llamadas, pero desde hace tiempo no lo hacen, tampoco pueden enviar cartas.
De igual manera, pidieron también el apoyo al gobernador Graco Ramírez para que se les otorguen las facilidades y puedan viajar, ya que enfatizó que su hijo es inocente, puesto que lo único que Víctor pretendió hacer ese 27 de noviembre de 1999 fue tratar de ayudar a Bridgett.
“Lo único que sé yo que cuando mi hijo iba a trabajar, la mujer ya estaba en el piso y mi hijo lo que pretendió fue darle ayuda, a ver qué se le ofrecía, pero desgraciadamente ella ya había fallecido, ya estaba ahí, pues me imagino que otras personas cometieron el crimen y mi hijo iba con su amigo al trabajo y fue cuando la vieron y ya no pudieron hacer nada”, agregó.

7 meses después del asesinato de la mujer detuvieron a Víctor Manuel Miranda Guerrero, acusado del homicidio.

35 años tiene actualmente Víctor Manuel Miranda Guerrero; ha permanecido 14 años en una prisión de California.

"Lo que pedimos es que nos apoyen, que nos arreglen las visas, los pasaportes, un abogado para que nos ayuden a liberar a mi hijo. Ya hace 15 años que no lo vemos."
Manuel Miranda Ávila, papá de Víctor


COMENTARIOS