Siguenos en
    Redes Sociales

Oran por hija de Emiliano

CUERNAVACA, MORELOS.- Con una emotiva ceremonia, los descendientes de Carlota Zapata Sánchez, depositaron ayer sus cenizas en la Catedral de Cuernavaca.
Como se recordará, el 21 de abril, a la edad de 100 años con cuatro meses falleció Carlota Zapata, la última de los hijos del general Emiliano Zapata Salazar. Sus familiares decidieron incinerarla y ayer, sus cenizas fueron depositadas en una de las capillas de la Catedral de Cuernavaca.
Hasta el último momento estuvo acompañado de familiares y amigos quienes la recuerdan como una mujer amorosa, amable, trabajadora, humilde y sencilla, siempre dispuesta a apoyar a los demás.
Ayer, a las 10:30 horas tras una misa, fueron depositadas las cenizas de Carlotita, como era conocida la hija mejor del general Zapata. Lejos de los reflectores, homenajes y política, Carlotita llevo una vida tranquila y paz, señalan sus familiares.
Nunca pidió ni reclamó nada al Gobierno a pesar de ser descendiente directa de Emiliano Zapata Salazar. Ella se mantuvo alejada del escándalo, sus últimos años los vivió en Civac, rodeada de sus hijos, nietos y bisnietos.
Con música de mariachi, al termino de la misa familiares, amigos y vecinos despidieron a Carlota Zapata Sánchez a quien consideraron como una mujer ejemplar, “igual que su padre lleva en la sangre ayudar a los demás”, expresaron conocidos.
“La mejor herencia es su ejemplo, hasta el último de sus días fue una mujer excepcional. Trabajadora, honesta, sencilla, siempre con una palabra de ánimo, sus enseñanzas son el valor más preciado que nos dejó”, dijeron sus familiares.

"La mejor herencia es su ejemplo; hasta el último de sus días fue una mujer excepcional. Trabajadora, honesta, sencilla, siempre con una palabra de ánimo."
Familiar de Carlota Zapata


COMENTARIOS