Siguenos en
    Redes Sociales

No se hacen daño

Sin puntería. La ofensiva del Atleti no logró penetrar la portería del conjunto inglés.

Madrid.- En un partido muy competido y con predominio del juego físico, el Atlético de Madrid y el Chelsea empataron sin goles en la ida de las Semifinales de la Champions League. Petr Cech se lesionó en la primera parte del choque y su participación en la vuelta parece complicada.  Chelsea, además, no podrá contar con Lampard y Obi Mikel, por acumulación de tarjetas amarilas; lo mismo que Gabi, del Atleti.
El choque arrancó con el conjunto local mandando. Un rasgo distintivo de este Atlético es su intensidad en los primeros compases de los partidos y ante el Chelsea no fue distinto. Y no tardaron mucho en saltar las primeras chispas entre la zaga inglesa y los hombres ofensivos del cuadro rojiblanco.
Superado el cuarto de hora llegó la primera jugada clave del partido. Un córner botado por Koke estuvo a punto de convertirse en un gol olímpico. Petr Čech lo evitó con una gran intervención, pero en la caída el internacional checo se lesionó el brazo derecho y tuvo que entrar el australiano Mark Schwarzer para suplirle.
Los locales se esforzaban por encontrar huecos y en el minuto 26 una salida rápida del Chelsea que Ramires no supo resolver a punto estuvo de costarle un susto al equipo español. Sin embargo el 0-0 inicial no se había movido a la llegada del descanso.
Simeone decidió mover el banquillo y dar entrada a Arda para intentar revolucionar el partido. Pegado al costado derecho tardó poco en desequilibrar y poner un par de centros peligrosos. Pero los espigados centrales  del Chelsea repelían una y otra vez con éxito los pases desde los costados.
En los últimos 20 minutos el Atlético subió un punto la presión y por segunda vez en el choque Mourinho se vio obligado a hacer un cambio por lesión. John Terry se torció un tobillo de forma fortuita y le suplió Andre Schürrle.
El tiempo se consumió sin haber logrado ninguno de los 2 equipos perforar la puerta rival. El miércoles que viene Stamford Bridge dictará sentencia y permitirá conocer a uno de los finalistas de Lisboa.


COMENTARIOS