Siguenos en
    

No levanta, a 2 meses de trabajo legislativo

Con sólo dos meses en el encargo, los integrantes de la LII Legislatura ya superaron a sus antecesores en el número de iniciativas de ley y decretos presentados al Pleno; sin embargo, eso no significa que hayan sido más productivos, pues el mayor tiempo de las sesiones lo han dedicado a la discusión y aprobación de exhortos, es decir, “llamados a misa”.
Además, de 30 diputados, 7 no han utilizado la tribuna para presentar iniciativas de ley, decreto o puntos de acuerdo, que representa la principal labor que debe cumplir un diputado, que es la de legislar.
Al 31 de octubre, los representantes populares acumularon 88 iniciativas con proyecto de decreto y 6 con proyecto de ley, contra 123 que los integrantes de la pasada legislatura presentaron en su conjunto en el primer año.
En contraste, de los proyectos que dan cuenta las órdenes del día de las sesiones, del 5 de septiembre al 25 de octubre sólo 4 (equivalentes al 4.2 por ciento del total) han sido aprobados, sobre modificaciones a la Ley Orgánica del Congreso derivadas de la reestructuración de las comisiones legislativas y la desaparición de la Secretaría General.
El resto de las iniciativas recibió turno a las comisiones legislativas, donde ya empezaron a acumularse.
También aprobaron seis iniciativas de reforma que fueron turnadas por el Ejecutivo, relacionadas con la reorganización de la estructura de gobierno, a la Ley Orgánica de Administración Pública, a la Ley Sobre Adquisiciones, Enajenaciones, Arrendamientos y Prestación de Servicios; Ley de Obra Pública; Ley de Medio Ambiente; Ley de Innovación, Ciencia y Tecnología; Ley del Sistema de Seguridad Pública, y Ley del Registro Público de la Propiedad y del Comercio.
En general, la discusión de los trabajos se ha centrado en 72 puntos de acuerdo para exhortar a diferentes instancias de gobierno, que incluyen “autollamados” a los diputados, como el que presentó el representante del Partido del Trabajo, Héctor Salazar Porcayo, para exhortar al Pleno a remitir a la Junta Política una petición del Movimiento por la Paz para que elabore un proyecto de Ley de Víctimas, y los exhortos a la Auditoría Superior de Fiscalización (ASF) -que depende del Congreso- para que cumpla con la única tarea para la que fue creada: fiscalizar la hacienda pública.
De 88 iniciativas con proyecto de decreto, 21 están relacionadas con la Ley Orgánica del propio Congreso y su Reglamento, las cuales abordan la desaparición de la Secretaría General, la reestructuración de las comisiones legislativas y cambios en los lineamientos para su integración y funcionamiento, por lo que en la sesión del 25 de octubre, el panista Mario Arizmendi Santaolalla también presentó un exhorto a todos los diputados para considerar la posibilidad de aprobar una reforma integral de la Ley Orgánica a fin de evitar las enmendaduras.
Seis diputados: Rosalina Mazari Espín, Manuel Agüero Tovar, Joaquín Carpintero Salazar, Javier Bolaños Aguilar, Érika Hernández Gordillo y Juan Ángel Flores Bustamante concentran el número de iniciativas presentadas; mientras que siete: Griselda Rodríguez, Ángel García Yáñez y Roberto Fierro Vargas (Verde Ecologista), Antonio Rodríguez, Juan Carlos Rivera Hernández, Humberto Segura Guerrero (PRI) y Lucía Meza Guzmán (PRD) no figuran en la estadística.
Un detalle ilustrador se dio la semana reciente, cuando se supendió la actividad legislativa porque varios de ellos acudieron a un encuentro de diputados de todo el país en Boca del Río, Veracruz.

La estadística

Los números no hablan bien de ellos.
Queda en entredicho el objetivo fundamental de legisladores.

  • 72 puntos de acuerdo han presentado
  • 88 iniciativas de reforma con proyecto de decreto
  • 6 iniciativas con proyecto de ley

Pasan dos meses de que los diputados gozan del cargo, y la productividad es cuestionable
La mayor parte de la actividad legislativa ha sido para objetivos administrativos o de operación del mismo Congreso, y poco para el pueblo.


COMENTARIOS