Siguenos en
    

Muere un reo por picadura de ara帽a

El hombre falleci贸 por una septicemia (infecci贸n generalizada, producida por un germen que se extiende por todo el organismo).
El hombre falleci贸 por una septicemia (infecci贸n generalizada, producida por un germen que se extiende por todo el organismo).

CUERNAVACA, MORELOS.-  El recluso agonizó 7 días en el Hospital General de Cuernavaca, y falleció por un germen que se le extendió por el cuerpo.  Un interno del penal de Atlacholoaya murió, luego de que presuntamente fuera picado por una araña cuando se encontraba en una de las áreas comunes del Centro de Reinserción Social (Cereso) Morelos, ubicado en el poblado de Atlacholoaya, en Xochitepec.
El occiso es Roberto Carlos Ochoa Dircio, de 35 años, tuvo su domicilio en la calle Clavijero, de la colonia Centro, de Cuernavaca; falleció ayer en el Hospital General “Dr. José G. Parres”, debido a una septicemia (infección generalizada, producida por un germen que se extiende por todo el organismo).
El hombre se encontraba recluido en el penal de Atlacholoaya desde el 22 de mayo de 2012, por delitos contra la salud, luego de que fuera detenido junto con otro sujeto, cuando se encontraban comercializando 32 dosis de cocaína en polvo, en la colonia Patios de La Estación, en Cuernavaca.
De acuerdo con autoridades ministeriales, los hechos se suscitaron el viernes 11 del mes en curso, a las 13:30 horas, cuando Roberto Carlos se encontraba realizando sus actividades cotidianas en uno de los patios del centro penitenciario.
Ahí, presuntamente, el interno fue picado por una araña y de inmediato comenzó a sentirse mal, por lo que se dirigió al consultorio de la cárcel.
Debido a su estado de salud, el reo fue trasladado por paramédicos del Escuadrón de Rescate y Urgencias Médicas (ERUM) al Hospital General “Dr. José G. Parres” de Cuernavaca, en donde quedó bajo observación de los galenos.
Sin embargo, a pesar de los esfuerzos realizados por los médicos, el hombre falleció ayer tras agonizar durante 7 días, por lo que los galenos dieron parte a las autoridades de la Procuraduría General de Justicia (PGJ).
Peritos del Servicio Médico Forense (Semefo) tomaron conocimiento de los hechos y, debido a que se trató de una muerte natural, dispensaron el levantamiento del cadáver.


El fallecido no es "occiso" dado que no muri贸 violentamente.

Saludos,
-J

M谩s de estas ara帽itas, debieran poner en las celdas de los reos de alta peligrosidad, secuestardores y asesinos desalmados.

COMENTARIOS