Siguenos en
    Redes Sociales

Minimiza sus goles, tras el empate

México.- Reflejo de la frustración en Pumas por el empate en CU, el delantero Martín Bravo reconoció que regalaron 2 puntos y le restó valor a su doblete, con el cual parecían romper la sequía frente al público auriazul.
“Estoy contento pero hubiese estado feliz si hubiésemos ganado, la verdad que no sirvió para nada, es un punto en casa que no nos sirve de nada y lamentablemente nos vuelve a pesar el mantener el resultado, el saber manejar un partido.
“Regalamos el partido, creo que fueron 2 desconcentraciones nuestras y el que se desconcentra pierde”, señaló.
El delantero recordó la importancia de no relajarse y señaló ese aspecto como el principal a atender para el partido ante Querétaro la próxima semana.
Además, pidió no considerar este empate como el regreso de fantasmas del pasado, luego de que en el Apertura 2013 fueron sotaneros e incrementaron una racha, aún viva, de ocho meses sin ganar como locales.
“Son 90 (minutos) y lo que adicione el árbitro, la concentración tiene que estar entre 95 minutos o 100, lo que sea tenemos que estar bien atentos y más si vamos ganando.
“Pero es así, los equipos a veces van ganado y ese resultadito lo aguantan y ganan. Nosotros no pudimos”, explicó.
De cualquier modo, destacó la superioridad que mostró Pumas respecto a los Camoteros.


COMENTARIOS