Siguenos en
    Redes Sociales

Marcó el del triunfo

Golazo. Fabián completó una genialidad en el último minuto del juego.

México.- Faltaban pocos segundos para que terminara un  juego escaso de emociones, cuando Marco Fabián sacó una jugada que sólo los grandes pueden hacer: se encontró un balón fuera del área y, de media vuelta, sacó un disparo que entró a pegado al poste de la portería. Un golazo que le dio la victoria a Cruz Azul ante el Puebla.
Todos los jugadores se sorprendieron del gol. El portero fue un fanático más. Los aficionados que estaban en el Azul resignados por el empate brincaron emocionados por un tanto que les dio el triunfo y los hace soñar con un equipo que es líder e invicto.
Cruz Azul jugó su peor partido de la temporada. No tuvo el balón. No creó jugadas de peligro.
Después de tantas decepciones, los seguidores celestes están deseosos de alegrías. Y ésta Máquina está convencida en que puede regalarles el título.


COMENTARIOS