Siguenos en
    Redes Sociales

Luego de diez días vuelve Édgar a casa

MIACATLÁN, MORELOS.- El cuerpo del morelense Édgar Tamayo Arias fue repatriado a su natal Miacatlán, Morelos, ayer por la madrugada. Hoy será sepultado después de una misa de cuerpo presente que se celebrará a las 16:00 horas en la parroquia del municipio.
Luego de nueve días de retraso, desde ayer el cuerpo del mexicano es velado por familiares y amigos en el que fue su domicilio particular, tras ser ejecutado por inyección letal el 22 de enero acusado del homicidio del policía Guy P. Gaddis, en enero de 1994.
El traslado de su cuerpo tardó casi siete horas desde que partió desde Houston, Texas, a las 17:46 horas del viernes, en un vuelo comercial hacia la Ciudad de México.
Previo a su arribo, al menos 150 habitantes de la localidad se dieron cita en la entrada del municipio unas cuadras antes del que fue su hogar. Ahí lo esperaron con velas encendidas y claveles en mano. También, lo recibieron con música de banda al son del “brinco del chinelo”.
A las 00:40 horas, arribó el cortejo fúnebre conformado por la carroza que lo trasladó desde el Aeropuerto Internacional de la Ciudad de México y cinco patrullas; dos de la Policía Federal que lo escoltaron desde la capital mexicana, y tres más de las fuerzas municipales que se unieron en la entrada del municipio.
El 17 de septiembre de 2013, la Corte de Distrito del Condado de Harris, Texas, sentenció a la pena capital a Édgar Tamayo Arias.
Las autoridades texanas llevaron a cabo su ejecución desacatando el fallo de la Corte Internacional de Justicia (CIJ), el cual ordenó a los Estados Unidos de América revisar el caso de 51 reos sentenciados a muerte (entre ellos Édgar), alegando que fueron violados sus derechos como ciudadanos extranjeros.
En el caso de Tamayo Arias, la justicia internacional señaló que al momento de su detención y durante el proceso del juicio que terminó quitándole la vida, no contó con la asistencia consular del gobierno mexicano.


COMENTARIOS