Siguenos en
    

A luchar vs. tentaciones

CUERNAVACA, MORELOS.- En el primer domingo de Cuaresma el Obispo de la Diócesis de Cuernavaca, Ramón Castro Castro, llamó a los católicos a recuperar las fuerzas espirituales y luchar contra las tentaciones que día a día se nos presentan.
Ayer, Monseñor comentó que la Cuaresma es un periodo de 40 días que en el que los cristianos deben recuperar el brillo del alma y el testimonio de la fe, al asegurar que el ritmo de vida que llevamos nos impide disfrutar de la vida y nos aleja del camino correcto.
“Esta época es un tiempo de gracia, de búsqueda, es momento de hacer un viaje a nuestra geografía interior para buscar los espacios que están con cierta oscuridad y que es necesario limpiar para que entre la luz, por eso estamos todos invitados a convertirnos”, comentó.
El Obispo de la Diócesis de Cuernavaca pidió que en este tiempo “regresemos de nuestros pequeños feudos de soberbia y de orgullo que nos impiden reconocer que nos equivocamos y darnos cuenta quienes somos, qué hacemos, qué sentimos, por eso aprovechemos este tiempo para reflexionar”.
Castro Castro también habló sobre las tentaciones, las cuales se dan “por el mal uso de la libertad, lo que genera que entre el mal a nuestras a vidas y este se aloje en el corazón resultados en odios, rencores, envidias y deseos de siempre tener más”.
Destacó que las tentaciones están cerca de nuestros anhelos por eso no debe sorprendernos que estas lleguen a través del sexo, dinero y placer, “y siempre se presenta a través de las mentiras, engaños y confusión”.
Por último recalcó que “la tentación no es mala ni buena, solo necesitamos no caer, debemos contar con fundamentos para no caer en las tentaciones, debemos dejar a un lado el tener y buscar más el ser.

Dar

Para la limosna
A los niños señala que quizá tienen muchos juguetes, ropa y zapatos, y los jóvenes quizá gastan mucho en diversiones, que son evasión.

40 días de preparación.

"Que esta Cuaresma nos permita descubrir las cosas que llenan de mal nuestro corazón y logremos recuperar el brillo del alma."
Ramón Castro Castro, Obispo de Cuernavaca.

COMENTARIOS