Siguenos en
    Redes Sociales

Los chifladitos

“El mundo deportivo también tiene a sus loquitos y para botón de muestra, están Jorge Vergara, propietario del Guadalajara  y José Mourinho, técnico del Real Madrid.
“El mundo deportivo también tiene a sus loquitos y para botón de muestra, están Jorge Vergara, propietario del Guadalajara y José Mourinho, técnico del Real Madrid.

Uno de los hombres que más han aportado a la televisión mexicana es sin duda Roberto Gómez Bolaños. El famoso “Chespirito” creó un estilo muy especial de humorismo basado en la limpieza de sus personajes. Jamás necesitó del doble sentido, el albur de mecapalero o la peladez insulsa para hacer reír y las frases acuñadas por él, adquirían vida propia cuando salían de la boca del “Chavo del 8”, el “Chapulín Colorado”, “Quico” o el “Profesor Jirafales”.
Recuerdo allá por los principios de los años setenta a un par de personajes fruto de la imaginación de Don Roberto. Eran los “Chifladitos”, encarnados por el propio “Chespirito” y Rubén Aguirre. Aquel daba vida a “Chaparrón Bonaparte” y este a “Lucas Tañeda”, quienes con absurdos diálogos fruto de su alejamiento de la realidad, generaban carcajadas en el espectador.
El mundo deportivo también tiene a sus loquitos y para botón de muestra, están Jorge Vergara, propietario del Guadalajara y José Mourinho, director técnico del Real Madrid.
Sin tener la simpatía y candidez de esos divinos orates de la tele, Jorge y José podrían perfectamente interpretar aquel sketch donde uno al otro le dice: “Fíjate que la gente anda diciendo que tú y yo estamos locos”, mientras señalaban a todas partes con los dedos.
El magnate tapatío trajo a Johan Cryuff para encabezar un proyecto a largo plazo. Luego de seis meses lo despide vía los periódicos pero se queda con el entrenador recomendado por el astro holandés en retiro. En conferencia de prensa desde Estados Unidos, afirma que inicia una nueva era al sacudirse a los “fracasados”, sin decir nombres.  Ahora nombra al tercer presidente en cuatro años y lo hace con otro hombre nacido en la tierra de los tulipanes: Dennis Te Kloese. Todo esto dentro de una incongruencia digna del manicomio.
El entrenador portugués, luego de ver como el Barcelona se le despega al grado de obtener una ventaja irreversible en la Liga, le da la “chiripiolca” y comete insensateces como el sentar en el banquillo de suplentes a su capitán, líder e ícono Iker Casillas, luego de diez años ininterrumpidos como guardameta titular del cuadro merengue. La razón que adujo este sicópata fue una “decisión técnica”, apoyada en la opinión del entrenador de porteros, Silvino Louro, a quien se le cuelga el sambenito de fungir como “oreja” del adiestrador lusitano. Una verdadera joya.
Vergara seguirá despidiendo personal con la prepotencia que otorga saberse todopoderoso al interior del club. Mourinho continuará retando a la dirigencia madridista a que lo cese y de esa manera, justificar el fracaso en el torneo español.
A ambos los identifica una realidad que solo existe en su cabeza, lo lunático de sus decisiones y el pensar que el mundo está equivocado, menos ellos, por supuesto. No hay de queso nomás de papa.
 


COMENTARIOS