Siguenos en
    Redes Sociales

Llega Primavera sin energía

Magnífico. De 600 años A.C datan las contrucciones y relieves de la zona arqueológica de Chalcatzingo.

Chalcatzingo, Jonacatepec.- Durante la mañana de ayer, entre niños de Zacualpan y algunas parejas, así como un habitual asistente, “Jaguar”, transcurrió el primer día de Primavera, en esta ocasión sin la afluencia que cada equinoccio trae a las zonas arqueológicas de Morelos.
Parte del imponente paisaje que pareciera haber tomado forma a pinceladas, es Chalcatzingo, cuyo nombre proviene del nahuátl que a nuestro idioma se traduce como “El lugar más preciado de los chalcas”, y que fue un destacado centro religioso, político, comercial y administrativo, con la presencia de la población Olmeca, es hoy inspiración, es el lugar donde puede cargarse energía y estar en contacto con la naturaleza, y el pasado a la par.
Algunas personas como Alejandro Hernán conocido como “Ocelotzin” o Jaguar, quien asiste desde hace seis años a este majestuoso sitio para meditar buscando la libertad de su espíritu, es mejor en el equinoccio donde el día y la noche tienen la misma duración y los cuatro elementos se conjuntan para penetrar el alma de aquellos que buscan perpetuar las tradiciones.
Un grupo de pequeños de Zacualpan guiados por sus maestros recorren con asombro, preguntan si el árbol de Amate que nace en la montaña ha sido pintado por alguien, saludan a las pirámides y recorren con entusiasmo el místico camino.
Aquellos cerros en los que la perspectiva influye al ojo humano, que van creciendo mientras los pasos son más cercanos, encierran las historias más antiguas, espectadores del erguimiento de cada pirámide y petroglifo de la zona arqueológica de Chalcatzingo, en Jonacatepec.


COMENTARIOS