Siguenos en
    

Les quitan el amaranto

CUERNAVACA, MORELOS. El decomiso de productos de amaranto y cacahuate fue la consecuencia que dejó una manifestación encabezada por Noel Estudillo, representante de la Asociación Campesina de Productores de Amaranto del Estado de Morelos, la mañana de ayer, en Cuernavaca.
En las puertas de Casa Morelos, a las 11:00 horas, alrededor de 15 integrantes exigieron a las autoridades el cumplimiento de la promesa que, en pasados días, hiciera un trabajador del Ayuntamiento de nombre Gustavo, que consiste en expedir los permisos para vender sus productos en temporada invernal, Semana Santa, Día de Muertos y agosto, mes en el que se cosecha el cereal.
En el acto, los comerciantes ofertaron su producto, el cual fue decomisado por autoridades por no contar con los permisos. Al respecto, Estudillo dijo: “Se llevaron toda nuestra fuente de ingresos. Nos levantaron tres multas, las cuales no ascienden los 200 pesos. Mañana (hoy) pagaremos la sanción y seguiremos luchando con la finalidad de que se apoye al campo”.
El conflicto resurgió el martes, luego de que los productores, quienes ya se habían instalado y retirado en noviembre, volvieron a ofertar su mercancía sin permiso en la Plaza de Armas; esto desató el descontento de mercaderes establecidos, quienes exigieron los permisos correspondientes.
“No tenemos permiso porque las autoridades nos lo niegan; por otro lado, en la protesta, exhortamos a Morales Barud a que instituya fechas en las cuales ofertar, sin censura, nuestro producto. Lo único que queremos es trabajar”, expresó.  
Ante el rechazo de su petición, Estudillo señala como responsables a los comerciantes de calle Guerrero, pues “una vendedora nos dijo que están coludidos con las autoridades, y a su conveniencia otorgan las autorizaciones correspondientes”.

Es conflicto añejo

Con la finalidad de que el gobierno estatal ofrezca espacios dignos para comercializar cacahuate y amaranto, el pasado 20 de noviembre, la Asociación Campesina de Productores de Amaranto del Estado de Morelos, liderada por Noel Estudillo, ofertó sus productos en las inmediaciones de Casa Morelos.
El hecho inquietó a los comerciantes semifijos de plaza Betanzos y Guerrero, de Cuernavaca, quienes bloquearon el paso vehicular de la calle Gutenberg para presionar a las autoridades a que los retiraran, pues no contaban con permisos.
A fin de resolver la problemática, José Luis Correa Villanueva, subsecretario de Gobierno, aseguró que retiraría a los vendedores a primera hora del siguiente día; sin embargo, esto no sucedió, y un trabajador del Ayuntamiento, que se identificó como Gustavo, se comprometió a resolver el lío.
La asociación, por su propia cuenta, retiró sus productos el 29 de diciembre con la esperanza de que las autoridades les autoricen ofertar sus productos en temporada decembrina, Semana Santa, Día de Muertos y en agosto.


COMENTARIOS