Siguenos en
    

La oruga que pretende ser una serpiente

Parece una serpiente, pero no lo es. Esta increíble oruga de Costa Rica se camufla para parecer una serpiente y así ahuyentar a predadores

El asombroso disfraz es un gran ejemplo de la naturaleza de cómo un animal puede imitar a otro como estrategia defensiva, en este caso para proteger a la oruga en su fase de larva antes de convertirse en mariposa.

Para parecer un animal peligroso, la pequeña oruga expande el extremo de su cuerpo, e incluso ataca, aunque no pueda morder ni tenga veneno, imitando el movimiento de una serpiente

Daniel Janzen, de la Universidad de Pensilvania, en Estados Unidos, fotografió al fantástico animal como parte de su trabajo sobre orugas en América Central.

“Para la gente normal esta oruga puede parecer extraña, pero para mí es lo usual”, dijo el biólogo, que ha estado buscando y registrando especies de orugas en Costa Rica desde 1978.

Información de BBC

COMENTARIOS