Siguenos en
    

Jiutepec, ‘dejado’; culpan a Rabadán

"Muchas calles no cuentan con alumbrado público y eso representa un peligro para los ciudadanos. Otro problema es que no todas las colonias cuentan con drenaje y agua potable, sin mencionar que aún existen calles en terracería.”  Alejandro Vázquez Bobadilla, ayudante municipal de la colonia Lomas del Texcal
"Muchas calles no cuentan con alumbrado público y eso representa un peligro para los ciudadanos. Otro problema es que no todas las colonias cuentan con drenaje y agua potable, sin mencionar que aún existen calles en terracería.” Alejandro Vázquez Bobadilla, ayudante municipal de la colonia Lomas del Texcal

Jiutepec, Morelos.-  Un municipio sin obra pública, sin alumbrado público, con problemas de agua potable e inseguridad deja el alcalde de Jiutepec, Miguel Ángel Rabadán Calderón, quien en los últimos días brilló por su ausencia y por dejar múltiples pendientes.
Alejandro Vázquez Bobadilla, ayudante municipal de la colonia Lomas del Texcal, lamentó la crisis en la que está sumido el municipio tras la pésima administración que encabezó Miguel Ángel Rabadán Calderón en los últimos tres años.
“Pues se fue (Rabadán) y sin darnos la cara; sin cumplir con todas las promesas que hizo cuando estaba en campaña, y cuando la gente confió en él al brindarle su voto, pero que en poco tiempo decepcionó porque sólo benefició a unos cuantos”, declaró el ayudante.
Aseguró que Rabadán Calderón no realizó obra pública como lo había prometido, y recordó que tan sólo en el último año llevó a cabo tres obras y canceló 53 que ya habían sido autorizadas por el Cabildo, y que se habrían de realizar a través del Comité de Planeación Municipal.
“Qué mal que se vaya en estas condiciones, pero qué bien que ya se va porque así no le seguirá haciendo daño al municipio. Estamos peor que antes, porque no contamos con luz en las calles, tenemos desabasto de agua; muchos problemas a consecuencia de la inseguridad y con calles en muy mal estado”, dijo el ayudante.
También se sumó a la petición que realizó la regidora panista Reyna Salgado Rogel, al exigir cuentas claras sobre el destino que tuvo el préstamo de los 200 millones de pesos, cuyo fin se desconoce hasta el momento.


COMENTARIOS