Siguenos en
    Redes Sociales

Interpretar a María cambió mi vida: Diana

Preparativos. Vecinos de Ocotepec alistan los templetes para la escenificación.

Cuernavaca, MORELOS.- Para Diana Lizbeth Álvarez Ortega, quien representará el papel de María en la celebración de la Pasión de Cristo en el poblado de Ocotepec, el sentimiento de hacerlo es indescriptible.
Con 20 años de edad y 3 haciendo el papel de la madre de Jesús, Diana Lizbeth señala que es su amor y fe  a la religión católica que profesa, la que le permite dar lo mejor de sí para convencer al público de lo que hace, anteponiendo el amor y respeto a sus semejantes, algo que argumenta, se consolida al estar en el grupo de la puesta en escena.
Desde los 11 años forma parte del grupo, en los que ha tenido el privilegio, señala, de haber escenificado el Canto de los Ángeles, el Canto de los Apóstoles, el papel de Serafia y el de María, el que piensa será el último que haga, para permitir que alguna de sus compañeras pueda sentir lo que ella ha vivido en estos tres años.
“Hacer el papel de María es algo importante, un cambio de vida, aprendes a tener una vida mejor a no odiar a las personas, a ayudarlas, te hace que en lugar de lastimar a los demás, debes apoyarlos”. dice.
Señala que, durante la representación, se debe asumir como si en verdad lo hubiera vivido, y que esto permite que los espectadores y el pueblo reconozcan el esfuerzo que realiza el grupo durante tres meses de ensayo, en los que la comunión entre el grupo se hace patente.
“Me gusta lo hago de fe y de corazón, es tan bonito, como recorrer el pueblo todos los viernes durante la Cuaresma, y que estar cerca de lo que creo, eso me brinda las fuerzas y el ánimo para continuar”, señaló Diana, quien a partir de hoy será María, la que ve morir a su hijo en la cruz.
Explicó que aunque es importante el reconocimiento de la población por el esfuerzo que realizan y por el cual no reciben pago alguno en lo económico, pero sí con el cariño y la respuesta de la gente que año con año acude a este pueblo representativo de las tradiciones que aún se conservan en Cuernavaca.

"Hacer el papel de María es algo importante, un cambio de vida, aprendes a tener una vida mejor, a no odiar a las personas.”  Diana Lizbeth Álvarez, vecina de Ocotepec

 


COMENTARIOS