Siguenos en
    

Insuficientes mastografías en Morelos

 

En 2012, al menos el 21.6 por ciento (14 mil 594) de la población total de mujeres derechohabientes de los Servicios de Salud (SSA) de Morelos, en edades de 40 a 69 años, ha tenido acceso a los estudios de mastógrafo para la detección temprana del cáncer de mama.
El resto, el 78.4 por ciento (50 mil 960) del grupo que es considerado por los SSA como de mayor riesgo, está quedando fuera, según un escrutinio de datos y cifras del Centro de Atención para la Salud de la Mujer (Capasam) en Morelos.
De acuerdo con la responsable del Programa Estatal de Cáncer de Mama en la entidad, Leticia Meza Arce, la cifra alcanzada es una meta impuesta por la Federación.
“En 2012, la Federación nos incrementó la meta y tenemos que trabajar con un 21.6 por ciento de la población en el estado, que serían aproximadamente 14 mil 594 mujeres (de 40 a 69 años) a las que tenemos que tamizar (depurar)”, refiere la especialista.
Sin embargo, el objetivo propicia que la prevención no sea para todas las mujeres. A pesar de que la funcionaria señala que entre 2008 y 2012 los SSA morelenses han mantenido un primer lugar en cuanto a la toma de detecciones oportunas, con un aproximado de 43 mil 790, reconoce que faltan más estudios.  
“A nivel nacional se ganaron estos premios porque cumplimos con la meta que nos puso la Federación, pero, realizando estudios de detección de toda la población cautiva de los Servicios de Salud, todavía estamos un poquito bajos”, refiere.
La situación morelense es un reflejo del panorama nacional. En entrevista con el rotativo Milenio, el subsecretario de Prevención y Promoción de la Salud, Pablo Kuri Morales, aceptó que la cobertura para la detección del carcinoma “todavía es insuficiente”, al aceptar que el 21.6 por ciento de pruebas que tienen como meta “no es lo deseable”
También, precisó que hay “suficientes mastógrafos en operación con la capacidad de realizar 2 millones 300 mil diagnósticos, pero sólo alcanzamos un millón 300 mil en 2011”.
Ello, a pesar de que dijo que se han equipado 572 unidades médicas con mastógrafos, con los que en un año se realizan un millón 300 mil análisis.
No obstante, de acuerdo con Leticia Meza, Morelos sólo tiene cinco mastógrafos: uno en el Hospital de la Mujer, otro en el Capasam de Cuernavaca, dos más en igual número de unidades móviles en Cuautla y Xochitepec, y “uno nuevo que nos acaba de llegar con otra unidad móvil”.
 
SE RESISTEN AL MASTÓGRAFO
Pese al equipo y personal con el que cuentan los SSA para realizar las detecciones, la responsable del programa estatal de cáncer dice que algunas mujeres ponen “peros” para ir o para ser trasladadas en vehículos oficiales a practicarse la prueba de su sitio de origen a donde se encuentra la unidad médica.
“Yo creo que es la cultura o el pudor. Por ejemplo, nosotros vamos a un centro de salud donde nos agendaron a 15 o 30 pacientes y nos encontramos con 7, porque las demás no llegaron; aunque acudimos, nunca llegan todas”.
Y añade: “A veces ponen algún pero: que tiene que ir a la escuela por su hijo, que van a hacer la comida o que tienen que llevarle a su esposo algún alimento. Nos enfrentamos con que tenemos que seguir incidiendo a la paciente para que se realice los estudios”.
En parte, la funcionaria tiene razón. Sara Galván tiene 34 años, dice que es ama de casa y vive en Texcala, un poblado cercano a Yecapixtla. Sabe que debe explorar su cuerpo para descartar cualquier anomalía; sin embargo, nunca se ha practicado una mastografía porque le da pena.
“Me da pena. Nunca he ido a una unidad de salud. El consultorio que tenemos en el pueblito es una casa de salud, ahí a donde va la doctora de vez en cuando; ella nos explicó que debemos checarnos por lo menos cada año, pero yo no he ido”, refiere la entrevistada.
En ese contexto, las autoridades de salud quisieran que las mujeres tomaran mayor interés en su salud. Que llegaran por su cuenta a demandar la atención para realizarse los estudios a tiempo, pero no siempre ocurre de ese modo.
 
LA PREVENCIÓN, ES LA MEJOR ARMA CONTRA EL CÁNCER
Por ello, insiste en prevenir y concientizar a la mujer para que a partir de los 20 años asista a las unidades de salud y aprenda a autoexplorarse. También, para que de los 25 años de edad en adelante se practiquen anualmente exploraciones clínicas con el personal calificado.
Ahí, hace un exhorto a las mujeres de 40 a 69 años, por estar en el rango de mayor riesgo.
“Definitivamente, en la población femenina, a nivel nacional, se dice que el cáncer de mama va incrementándose en relación a la vejez. Entre mayor edad tenga nuestra población femenina, mayor riesgo es de tener cáncer”, advierte.
Explica que a causa del ensanchamiento que se tienen de la pirámide poblacional, se  considera que a partir del año 2000 al 2020 será mayor la población femenina adulta, “entonces, a mayor vejez de la población, mayor riesgo tenemos de tener cáncer; por eso también se obtienen resultados altos”, agregó.

Mitos y realidades del cáncer de mama
De charlas pasaron a ser rumores, y de susurros se convirtieron en mitos sobre las probables causas del cáncer de mama.
En exclusiva para DDM, la responsable del Programa Estatal de Cáncer de Mama en Morelos, Leticia Meza Arce, ofrece las respuestas.

  • La herencia y antecedentes familiares. Sí existe un factor genético: cuando una paciente tuvo cáncer de mama, se le debe hacer un estudio a la hermana o a la hija; a las mujeres de la familia. Éste tiene que ser 10 años antes de la edad en la que la paciente presentó cáncer.
  • ¿Todos los brotes en los senos son cancerígenos? No. Algunos nódulos en las mamas son movibles. Éstos casi siempre nos hablan de una tumoración benigna; así que no todas las tumoraciones son cáncer, y con mayor frecuencia son quistes de características benignas.
  • El historial reproductivo. Una mujer que nunca tuvo hijos o que después de los 30 o 35 años tuvo su primer hijo es un factor de riesgo; también una mujer que entra a la menopausia y que durante unos 5 años está expuesta a estrógenos o a hormonas, tiene mayor riesgo de tener cáncer.
  • El estilo de vida. Aquellas mujeres que llevan una dieta rica en grasas y no consumen frutas y verduras, o aquellas que no hacen ejercicio, porque son sedentarias; además, si tienen problemas de sobrepeso, fuman y beben alcohol, están en riesgo de contraer cáncer de mama.
  • Ahora, de los estilos de vida que ayudan a evitarlo son: hacer ejercicio, tomar ácido fólico, consumir frutas y verduras o amamantar a sus bebés; es un factor protector.
  • Utilizar desodorante: No hay evidencia científica que nos diga que ello nos ocasiona cáncer de mama, definitivamente. Pero sí se les pide a las pacientes que no vengan a hacerse sus placas radiográficas con desodorante o talco, porque puede arrojar un mal diagnóstico, por las partículas del producto.
  • ¿Una reducción mamaria puede ocasionar cáncer? No. Las cirugías estéticas a las que se someten mujeres que tienen mucho seno y se lo quieren hacer pequeño, o aquellas que no tienen y se quieren poner implantes, no predisponen al cáncer.
  • Pero, en las mujeres que tienen trasplantes, cuesta trabajo obtener un buen diagnóstico, porque el material no deja visualizar bien la mama. No es un riesgo, pero puede esconder un cáncer que apenas inicie.
  • ¿Las mujeres con senos pequeños tienen menores posibilidades de padecer cáncer de mama? No. Todas están expuestas a padecerlo. No hay un factor específico que pueda desencadenar o dar paso al carcinoma mamario. Los senos grandes o pequeños no tienen nada que ver.
  • ¿La radiación de las mamografías aumenta el riesgo de contraer cáncer? No. Al tomar una mastografía o mamografía, la radiación es muy pequeña. Es una mínima dosis la que se utiliza para diagnosticar. Así que no es ningún riesgo.
  • ¿Los tratamientos de fertilidad también incrementan las posibilidades de desarrollar cáncer de mama? Si están expuestas a estrógenos, sí. Porque uno de los factores de riesgo biológico es la exposición en mayor cantidad de tiempo a los estrógenos.
  • Por ejemplo, aquellas mujeres que durante 40 años han estado expuestas a los estrógenos, que menstruaron antes de los 12 años y dejaron de reglar después de los 52, tienen un factor de riesgo.
  • Y si con los tratamientos de fertilidad llegaran a consumir estrógenos, o en el tratamiento de la menopausia ingieren estrógenos por mucho tiempo, puede ser un factor de riesgo muy importante.

Datos

Según el Instituto Nacional de Estadística y Geografía (Inegi)

  • La mortalidad por cáncer de mama en México ha aumentado nuevamente., debido a que el 70% de los casos se detecta en etapas tardías
  • En 2011 fallecieron 5 mil 142 mujeres de 25 años y más en el país.
  • Se estima que hay 14 decesos al día por cáncer de mama en México.

 

 

1er lugar nacional Morelos por las detecciones oportunas
43 mil 790 mastográfias se han  realizado de 2008 a 2012
1er  lugar nacional Morelos por las detecciones oportunas

COMENTARIOS