Siguenos en
    

Indagan ajuste en caso Rebeca

Diligencias. La empleada fue asesinada de cuatro balazos en el rostro, tras ser emboscada por un sujeto cuando se encontraba trabajando en el súper.

Cuernavaca, Morelos.- Un ajuste de cuentas entre integrantes de la delincuencia organizada se encuentran indagando autoridades de la Procuraduría General de Justicia (PGJ) como el principal móvil del asesinato de la cajera Rebeca Díaz García, quien fue acribillada a balazos el martes, cuando se encontraba trabajando en el área de cajas de un súper, en la colonia La Pradera.
Así lo determinaron autoridades ministeriales, quienes señalaron que la mujer fue esposa de Carlos Crisanto Labra, comerciante del mercado “Adolfo López Mateos”, quien fue ejecutado en julio del 2013, en El Pochotal, de Jiutepec, quien fue identificado como primo de Erasmo Israel Sotelo Hernández, “El Frio”, líder del cártel “Guerreros Unidos”, detenido el 22 de octubre de 2012.
“Esta joven era esposa de Carlos Crisanto Labra, el fue ejecutado el año pasado y era el encargado de resguardar toda la colonia de Patios de la Estación, estamos indagando un ajuste de cuentas, con esto no estamos diciendo que la joven estaba involucrada con un grupo delictivo, pero posiblemente su marido dejó deudas pendientes y los delincuentes intentaron cobrarle o que les devolviera algo y ella se negó”, expresaron agentes ministeriales.
Asimismo, indicaron que otro posible móvil del crimen pudiera ser que la mujer sabía mucha información sobre la venta y trasiego de la droga que se realiza en la colonia Patios de la Estación, por lo que pudo haber sido invitada por otro grupo criminal para laborar, sin embargo, al negarse, decidieron asesinarla.
Como se recordará, el martes en la noche la cajera fue ejecutada de cuatro balazos en el rostro, tras ser sido emboscada por un sujeto desconocido cuando se encontraba trabajando en un súper de la avenida Ávila Camacho, en la colonia La Pradera.


COMENTARIOS