Siguenos en
    Redes Sociales

Hambriento de revancha

"Él no estaba tranquilo (Pacquiao) con lo que había pasado en las tres peleas, por eso aceptó esta cuarta.” Juan Manuel Márquez,  boxeador mexicano
"Él no estaba tranquilo (Pacquiao) con lo que había pasado en las tres peleas, por eso aceptó esta cuarta.” Juan Manuel Márquez, boxeador mexicano

El ‘Dinamita’ se confiesa, a unas horas de su pelea contra Manny Pacquiao

Las Vegas.- Es el piso 28 del MGM. La suite es prácticamente una lujosa casa en pleno hotel. En el ventanal se aprecia una vista maravillosa de Las Vegas. Se escucha una música ambiental. Se oye una fuerte voz de bienvenida: “¿Cómo están?”, dice Juan Manuel Márquez, mientras guarda  su Ipad color blanco y ofrece una entrevista exclusiva a ESPN.
Mientras, en la planta baja de este lugar, el casino es parte vital en la ciudad de las apuestas; arriba hay una gran tranquilidad. El “Dinamita” recibe a la prensa en la comodidad de su concentración.
Te veo tranquilo..., le comentamos al Campeón. “Sí, sí, qué más... eso sí, el sábado, cuando estén los pu... será otra cosa”, aclara, en la mesa del comedor, antes de comenzar la entrevista.

"Él no estaba tranquilo (Pacquiao) con lo que había pasado en las tres peleas, por eso aceptó esta cuarta.”  .-  Juan Manuel Márquez, boxeador mexicano

La entrevista

¿Cómo te sientes para hablar de un posible retiro?
“Bien. Mi corazón está decidido a que tenemos que ganar esta pelea el sábado. Si es necesario poner punto final a nuestra carrera, lo vamos a hacer y bien, contentos con lo que hemos hecho en 28 años. A ver qué pasa...”

¿A quién le conviene este triunfo, por lo que significa Pacquiao, por la posible pelea con Floyd Mayweather Jr.?
“A ellos les conviene que Pacquiao gane, porque sí están cocinando hacer una pelea con Mayweather, es que a ellos les conviene este triunfo. Ahorita ya es muy difícil que si la pelea se llegue a ir a decisión, que le haya ganado y que los jueces vayan a hacer otra cosa”.

¿En qué piensas en medio de esta soledad?
“Estoy tranquilo. Concentrado ya desde tiempo atrás. Simplemente platico con el equipo de trabajo y sólo estoy enfocándome en la pelea. Suena tedioso y complicado el estar torturándote día a día. Sólo estoy metido en la pelea del sábado”.

¿Qué lees? ¿La Biblia?
“No, tranquilo, sólo me encomiendo a Dios. Descanso, medito, visualizo qué puede ser el sábado. Pensando en las cosas buenas y malas que podemos hacer arriba del ring. Estratégicamente qué puede funcionar, qué no... Hay que descifrar lo que puede suceder”.

¿Cómo visualizas el combate? ¿Qué pasa por tu mente?
“Lo visualizas... Son imágenes fuertes, imágenes duras. No puedes visualizar una pelea fácil, porque no va a ser así, va a ser difícil, dura, donde tenemos que sacar la experiencia. Lo he dicho, va a ser una guerra arriba del ring”.

¿Pacquiao buscó esta revancha?
“Él no estaba tranquilo con lo que había  pasado en las tres peleas, por eso aceptó esta cuarta. Sabe que no ha ganado. Es para bien del boxeo mundial saber quién es quién”.

¿Crees que esta pelea vaya a ser la más espectacular?
“Puede ser. Los dos nos conocemos. Tenemos que hacer más que las primeras tres peleas, el que lo
haga quizás es quien tenga el triunfo. Este combate es más difícil, más importante y más dura que las otras tres”.

¿Cuál es el compromiso?
“Sabemos que es una gran responsabilidad tener un país apoyándote. Saber que tenemos que dejar todo arriba del ring, pero a la vez una motivación saber que nos apoya tanta gente en México. Mucha gente estará pendiente”.

El jueceo fue el problema en la pelea anterior. ¿Confianza?
“Quiero y pido que los jueces hagan bien su trabajo. Que califiquen lo que está pasando arriba del ring, que sean objetivos, neutrales; lo que se quiere es que las pelea sea clara y que califiquen lo que pase arriba del ring, lo que se quiere es claridez y limpieza en este deporte”.

¿Qué te parecen los jueces?
“Estoy de acuerdo. Son tres personas que no han estado en las anteriores peleas que hemos tenido. Es un punto importante. Eso debe hacerlos más objetivos a la hora de estar calificando”.

¿Se volverán a dejar dudas?
“No lo creo. Manny ha expresado que no quiere dejar dudas y yo tampoco. Esto hace que la pelea va a ser espectacular”.

¿Está a la mano la posibilidad del nocaut?
“Manny es muy fuerte y difícil. Aguanta muchos golpes. Yo creo que debemos picar piedra. Trabajar round tras round, golpeándolo en la quijada, en las zonas blandas, haciendo combinaciones de golpes con experiencia y precaución. Él va a esperar que me descuide para poder conectarme. Tenemos que hacer una pelea perfecta”.

¿Por qué eres el rival que más le causa problemas?
“Soy difícil para descifrarme. Yo sí lo he podido hacer, pero los jueces no lo han visto así, por eso no ha quedado nada claro, por ello viene esta cuarta y vamos a ver qué pasa. Si Manny me gana, bien, no habrá ninguna discusión, yo mismo lo aceptaré. La gente se va a dar cuenta”.

¿Crees ser una persona mediática?
“Hago mi trabajo, entreno, estoy día a día con muchas ganas. Todo esto se ha manejado por la pelea, los medios están metidos en la pelea y eso no quiere decir que sea un personaje mediático, simplemente que las circunstancias se han dado de esa forma”.

¿Tienes cábalas?
“No, ni una. La cábala es la preparación. Las peleas también se ganan abajo del ring con disciplina y entrenamiento. Creo que la cábala es rezar y ofrecer la pelea a Dios para que los dos salgamos bien de salud y gane el mejor”.

¿Cómo te imaginas el festejo?
“Me gustaría hacerlo en forma tranquila. Con el equipo, lo más formidable sería el triunfo por todo el esfuerzo que he hecho, por todo lo que hemos sembrado, dicen que lo que siembras se cosecha y nosotros hemos sembrado mucho”.

¿Vale la pena el sacrificio?
“Sí, claro. El esfuerzo va a valer la pena el próximo sábado. Todo pinta positivo para el próximo sábado”.

Entonces... ¿la última?
“No sabría decirte, lo importante es salir bien de salud, salir bien librado. Repito, mi concentración es a tope. Son 28 años de carrera, contando lo profesional con lo amateur es toda una vida. Lo vamos a pensar si es que se llega a obtener el triunfo y si no, pues vamos a pensarlo también. Estoy a tiempo de tomar una decisión rotunda”.

Curioso, como en el box, no sonó la campana, pero sí la puerta. Acabó la entrevista y Juan Ma sonríe.


COMENTARIOS