Siguenos en
    

Hacer re脥r, un noble oficio

Al celebrarse el Día Internacional del Payaso, “Chilo”, un “fabricante de risas”, nos invitó a conocer más acerca del mundo de las payasadas. Fue impactante darse cuenta que tardan poco más de hora y media en maquillarse, también saber que básicamente hay tres tipos de payaso: el Carablanca, el Augusto y el Trampa; este último recibe su nombre de la palabra “tramp”, que en inglés significa vagabundo; esto porque es un personaje inspirado en los trotamundos que generó la gran depresión norteamericana durante la primera mitad de siglo pasado. Quizás el ejemplo más claro de un Trampa es Charles Chaplin, entrañable en su personaje de Charlot.
“Yo Gim”, un payaso trampa, aclara cómo es posible que un personaje que representa decadencia, y que inclusive se maquilla con una cara triste, pueda hacer reír a las personas; él responde que en eso radica el chiste del payaso, y que así mismo es la vida. “Podemos pasar malos ratos, pero lo importante es siempre salir de ellos sonriendo”, declara “Yo Gim”.


COMENTARIOS