Siguenos en
    

Gustan chelas y los chinelos

EMILIANO ZAPATA, MORELOS.- “Pásele, pásele!”, “Bara, Bara”, “Una  fría para el calor”, gritan por todos lados vendedores de cerveza en el Carnaval Emiliano Zapata 2014, quienes  además aseguran que sus ventas han bajado por la imposición del Ayuntamiento de cerrar a las 23:00 horas.
El carnaval de Emiliano Zapata es el segundo que se lleva a cabo en Morelos y, aunque no es de los más  populares, este fin de semana reunió a más de 40 mil personas para disfrutar del brinco del Chinelo.
Las calles que rodean al zócalo se llenaron de puestos de antojitos  mexicanos, desde los tradicionales esquites y elotes hasta los tacos al pastor; puestos de artesanías hasta mercancías de origen “chino”. Juegos de destreza y juegos mecánicos.
Una de las vías más transitadas fue la calle Emiliano Zapata en la que se instalaron los ya tradicionales negocios de micheladas, sobre la que se podían ver desde menores de edad comprando una bebida “refrescante” hasta adultos mayores.
La instalación de mesas en la vía pública convirtió la calle en “una gran cantina”, coincidieron en señalar vecinos y algunos asistentes.
Mientras los comerciantes aseguran que este año “las ventas están flojas”, los habitantes del municipio aseguran que la vendimia de cervezas ha sido mayor en este carnaval, lo que ha generado constantes riñas y pleitos callejeros.
Los vendedores protestan por la imposición del Ayuntamiento de cerrar los puestos a las 23:00 horas.
“Nos dieron en la torre porque la venta fuerte de la bebida es después de las 11 de la noche, pero los policías pasan desde las 10:30 corriendo a la gente y eso nos resta ventas”, dijo José “N”, vendedor.
Como la tradición dicta, los carnavales permiten a la gente disfrutar de los placeres carnales antes de la Cuaresma, lo que es bien aprovechado por la mayoría para dar rienda suelta al baile, la comida y la bebida.


COMENTARIOS