Diario de Morelos
    Siguenos en
    Redes Sociales

Funcionario ‘malbarata’ patrimonio

Cuernavaca, Morelos. El testimonio y fotografías de una denuncia ciudadana acusaron que, en su jardín, el subdirector de Patrimonio del Ayuntamiento de Cuernavaca, José Miguel Murillo Pardo, presuntamente realiza una especie de venta de “garaje clandestino”.
El material que llegó a esta casa editorial se compone por 12 fotos y una breve reseña que indica que el funcionario público vive en la calle de Júpiter, número 13, de la Colonia Bello Horizonte, de Cuernavaca.
En las imágenes se observan una cuatrimoto que al frente tiene una insignia del Heroico Colegio Militar; un bote de basura con el logotipo del Ayuntamiento de Cuernavaca, y más de 15 sillas con números de serie que, de acuerdo con especialistas en materia de Cultura, son únicas y fueron grabadas por el artista Salvador Tarazona.
En uno de los párrafos, el denunciante escribe: “Considero que es importante, dada la situación que vive el municipio de Cuernavaca por la falta de liquidez y que, pese a los pocos activos, los inmuebles que se tiene se vendan; en el patio tiene de todo: motocicletas, sillas como las que usan en el cabildo y hasta botes de basura”.
En efecto, en una de las imágenes se ve un basurero color azul con el slogan de Cuernavaca: “Vive el cambio”, el cual perteneció a la administración municipal de Sergio Estrada Cajigal, de 1997 a 2000.
En otras tomas, aparece una camioneta pick up con placas NV-04-981 del estado de Morelos, la cual, en la parte trasera, tiene una calcomanía del Ayuntamiento de Cuernavaca 2006-2009.
En su caja descansan varias sillas de madera que están semicubiertas con una lona de color blanco. A un costado de la vivienda, sobre una barda, están recargadas cuatro más; todas tienen distintos grabados en la base y costados. Sin embargo, sólo una de ellas tiene grecas en su respaldo, las tres restantes lo tienen liso y, una más, quebrado.
En la parte trasera de uno de los asientos se aprecia una placa rectangular que dice “H. Ayuntamiento de Cuernavaca”, además tiene unos pequeños recuadros, en los que están escritos los números de serie 444217647, y abajo de éstos dice “inventario”.
Según el denunciante, el mismo subdirector transportó las sillas de Salvador Tarazona en la pick up blanca del Ayuntamiento, y agrega que fueron vendidas a un comerciante de la Ciudad de México.
“Considero que está fuera de contexto, incluso, probablemente, fuera de legalidad como es el hecho de que ha traído vehículos del Ayuntamiento, y que ha transportado muebles que se les aprecia el número de inventario; de los que, se sabe, se los ofreció a un tercero que venía de la Ciudad de México, al parecer de un restaurante”, añade.
De acuerdo con el secretario del Consejo de Cultura del Ayuntamiento, Aarón Rubiera, hace 3 meses solicitó al municipio que le facilitaran 45 sillas pertenecientes a la obra del artista Salvador Tarazona, para restaurarlas y exhibirlas al público; sin embargo, refiere que, hace un mes, sólo le enviaron 25, mismas que aguardan a su rehabilitación en una bodega del Museo de la Ciudad.
Para saber por qué los inmuebles (bote de basura y sillas) del Ayuntamiento de Cuernavaca se encuentran en el patio del funcionario, Diario de Morelos buscó en sus oficinas al propio subdirector de Patrimonio, Miguel Murillo; al director del departamento, Guillermo Doring Aburto, y al titular de la Dirección de Recursos Materiales, Alberto Luna, pero no fueron encontrados en sus despachos.



Hazte fan de Diario de Morelos en Facebook y síguenos en Twitter para estar actualizado con las últimas noticias de Morelos, México y el mundo.

COMENTARIOS