Siguenos en
    Redes Sociales

Frenará fisco abusos en casas de empeño

CUERNAVACA, MORELOS.- La Secretaría de Hacienda meterá freno a la proliferación de las casas de empeño con la creación de un impuesto exclusivo para estos negocios, que entrará en vigor a partir del 1 de enero del siguiente año.
Los prestamistas tendrán que contribuir con el fisco por las ganancias adicionales que obtiene por la venta de los objetos empeñados y que no son recuperados por los clientes.
La Secretaría de Hacienda del Gobierno del Estado planea recaudar por el concepto de “impuesto sobre demasías caducas” 350 millones de pesos en el año.
La dependencia del Gobienro Estatal señaló que las casas de empeño obtienen un beneficio oneroso por el abandono de mercancías que debe ser regulado tributariamente.
El capítulo séptimo de la Ley de Ingresos señala que las demasías caducas son “los remanentes que quedan a favor del deudor prendario y que no son cobrados a las casas de empeño, después de que éstas últimas descuentan al monto de la venta de la prenda, el monto del préstamo, los intereses devengados y los gastos de almacenaje”.
De acuerdo con la ley que regula las casas de empeño, éstas tienen la obligación de entregar a los dueños originales de un objeto empeñado una parte de las ganancias por su venta.
Pero por desconocimiento de sus derechos, la mayoría de las personas que realizan operaciones con las casas de empeño, y que pierden sus objetos por diferentes motivos, no reclaman la parte económica que les corresponde por la venta de los mismos.
Será sobre esas ganancias adicionales que la Secretaría de Hacienda cobrará el 15 por ciento a las personas físicas y morales que se dediquen a efectuar préstamos de dinero al público derivados de la celebración de Contratos de Mutuo con Interés y Garantía Prendaria o asimilable a éste.
El pago del impuesto deberá efectuarse mediante declaración mensual definitiva en la Secretaría de Hacienda, instituciones bancarias, centros o medios electrónicos autorizados por la dependencia estatal.
Los prestamistas tienen los primeros 17 días del mes siguiente al que haya producido la ganancia para cumplir con el pago de la tributación respectiva.


COMENTARIOS