Siguenos en
    Redes Sociales

Es arcaico el parque vehicular que heredarán a nueva comuna

Para tener en cuenta. Los vehículos con una antigüedad mayor a los 10 años emiten más contaminantes a la atmósfera y son susceptibles a accidentes.
Para tener en cuenta. Los vehículos con una antigüedad mayor a los 10 años emiten más contaminantes a la atmósfera y son susceptibles a accidentes.

La actual administración municipal del Ayuntamiento de Cuernavaca dejará, a la que encabezará el alcalde electo, Jorge Morales Barud, además de deudas, gran parte de su parque vehicular en malas condiciones u obsoleto, ante la escasa inversión que se hizo en este rubro en las gestiones de Manuel Martínez Garrigós y Rogelio Sánchez Gatica.

Acorde con el archivo del parque vehicular al que tuvo acceso Diario de Morelos, la comuna tiene 391 unidades distribuidas en las distintas dependencias con que cuenta; sin embargo, en la actual administración, sólo fueron adquiridas 48 que son modelos que van de 2010 a 2012.

El municipio posee 84 vehículos automotores que van de modelos 1982 a 1999; mientras que el resto, en su mayoría, incluye modelos que van de 2000 a 2009, de los cuales, muchos se encuentran registrado como activos, pero se estima que ya no están en operación.

En el caso de la Secretaría de Protección y Auxilio Ciudadano (SPyAC), la que registra el mayor número de unidades a su servicio, con 162, entre autos compactos, camionetas y motocicletas, según afirmaciones del titular del ramo, Guillermo Barclay Arce, sólo se encuentran funcionando 40; el resto, se ha afirmado, se encuentra en el taller mecánico.

Llama la atención que, además, se tienen registradas 99 bicicletas adquiridas en enero de 2011, de las que no hay mayor conocimiento sobre su ubicación física, pero se encuentran en el padrón de vehículos, aunque no se hayan visto más allá de 10 destinadas para la Policía Turística.

Ante esa situación y la falta de recursos que vive la comuna, la próxima administración municipal tendrá que trabajar con las mismas unidades, pese a la necesidad de reactivar por lo menos las unidades de la SPyAC, muchas de las cuales, se afirma, necesitan sólo una pequeña inversión para sacarlas del taller. 


COMENTARIOS