Siguenos en
    

Entre sudor y rosas

Luchan roseros. La mancha urbana que crece en Temixco es su principal enemiga: ellos son los roseros, que se niegan a desaparecer; aunque los plant铆os se ven mermados, ellos siguen en pie de lucha, cortando rosas.
Luchan roseros. La mancha urbana que crece en Temixco es su principal enemiga: ellos son los roseros, que se niegan a desaparecer; aunque los plant铆os se ven mermados, ellos siguen en pie de lucha, cortando rosas.

Temixco ha sido desde hace mucho tiempo una zona agrícola, Ahora, con el crecimiento de la urbanización, los campos de cultivo han menguado. Uno de los principales productos de estas tierras son las rosas, plantas de ornato ampliamente demandadas en meses como el presente, que se celebra el Día del Amor y la Amistad. Los productores, con paciencia y cariño, cuidan los botones de esta flor, hasta que tienen la madurez para ser cortados. La variedad en colores es extensa: amarillo, rosa, blanco, magenta, naranja, y desde luego, el popular y romántico rojo, son algunas de las opciones que se pueden encontrar. Eduardo Hernández toda su vida se ha dedicado al corte de las rosas, su habilidad para deslizarse entre los rosedales es envidiable; poco a poco acumula las flores por montones, hasta que junta las suficientes, para que posteriormente sean desplazadas a los distintos puntos de venta, y así conformen un hermoso detalle que comunique los sentimientos más hermosos.


COMENTARIOS