Siguenos en
    

En Pumas se deslindan

México.-  Después de que se acusara a ‘La Rebel’ por actos racistas contra Eisner Loboa en el partido entre León y Pumas, Mario Trejo, director deportivo de los universitarios, aseguró que el conjunto felino no es responsable de lo que los aficionados hagan.
“El club no es el responsable del comportamiento de un grupo de aficionados en la tribuna. No es necesariamente el grupo de animación”, dijo el directivo en conferencia de prensa, donde agregó estar en contra de las manifestaciones que ofendan a los jugadores y que investigarán para encontrar a los culpables.
“Siempre hemos rechazado estas manifestaciones que alteran la competencia. No estoy para defender a La Rebel ni a nadie. Antes de acusar hay que comprobar quién es el culpable. Hay cosas que aclarar y fundamentar, hay que tener los pelos en la mano”, expuso.
Trejo no considera que sea racismo lo ocurrido en el Nou Camp, pues compara lo que sucede en otros países donde sí existe este tipo de agresiones: “No creo que en México sea cuestión de racismo, sí hay que atenderlo, pero no es lo que se ve en otros países, pero tenemos que atenderlo”.
El director deportivo no hablará con ‘La Rebel’ hasta que le muestren pruebas que fue el grupo de animación el que agredió al futbolista esmeralda: “No (hablaré con La Rebel) hasta que se confirme que fueron ellos, que se demuestre y se tomarán las medidas adecuadas”.

las Consecuencias
Eugenio Rivas, presidente Comisión Disciplinaria, señaló que por el momento la Federación Mexicana de Futbol no tiene ningún reporte oficial sobre los actos de racismo acontecidos en el duelo del sábado en el Nou Camp entre León y Pumas.
“Lo único oficial que tenemos son los reportes de los árbitros y en estos no hay absolutamente nada. Nosotros trabajamos con reportes oficiales y no hay nada en el reporte del inspector o de los árbitros pero nosotros también estamos investigando. Por el momento no hay nada oficial”, comentó el representante de la Federación para ESPN.
Añadió que en caso de que se demostrara la culpa de la afición universitaria “la sanción sería de tres puntos, la segunda de seis puntos y en caso de reincidir se puede perder la categoría” pero fue claro al señalar que “si se detecta que es de una porra habrá castigo para ese equipo pero si no, la sanción será para el equipo local”.
Eugenio Rivas señaló que si se llegan a detectar a los aficionados “ podrían ser vetados por años de los estadios”, pero fue enfático al decir que se necesitará de una investigación a fondo de todas las partes para llegar a un veredicto.


COMENTARIOS