Siguenos en
    

Eligen regidores a empresa auditora

Más de mil millones de pesos, entre créditos y préstamos a la Banca Comercial y empresas financieras, serán auditados.

Será el despacho contable López Lara, Hermanos y Compañía (LLHyC) quien realizará la auditoría administrativa, financiera y de obras al Ayuntamiento de Cuernavaca y no la que propuso el alcalde Rogelio Sánchez Gatica, luego de la votación a favor de cinco de siete de sus integrantes, con la ausencia del propio edil y del representante del Partido Revolucionario Institucional (PRI).
Esta situación se dio luego del amago del presidente municipal Sánchez Gatica de querer imponer al despacho Rojas Sánchez y Asociados Consultores S.C., mismo que fue considerado en la reunión que sostuvo ayer la comisión, pero que al final se inclinó a favor de LLHyC.
En la reunión estuvieron presentes el síndico municipal, Humberto Paladino Valdovinos (PRI), así como los regidores Esaú Alquicira Urióstegui (PRD), Rigoberto Lorence López (PT), Roberto Yáñez Vázquez (PSD) y Marco Antonio Martínez Dorantes (PAN), éste último presidiendo la reunión, ante la ausencia del edil Sánchez Gatica y de Jorge Meade González (PRI).
Al terminar la reunión celebrada en la sindicatura municipal, el concejal Marco Antonio Martínez Dorantes dijo que se trataba de una decisión definitiva y que esperaba que el presidente municipal la aceptara, al ser este cuerpo colegiado un nombramiento hecho en la sesión de cabildo, al que se le otorgó calidad de decisión.
“Yo espero que el alcalde la tome de buena manera, se atendió a su petición y se estudiaron sus propuestas, pero los cinco integrantes que estuvimos votamos a favor y ahora sólo esperamos que gire instrucciones a todas las dependencias para que se otorguen las facilidades al despacho que va a empezar los trabajos en los próximos días”, señaló Martínez Dorantes.
Así, los auditores se comprometieron a terminar los trabajos en un lapso de dos meses y se espera que en octubre se tengan los resultados definitivos sobre presuntos desvíos de dinero y otras situaciones que deben aparecer, consideró el regidor panista.
Entre lo que se tomó en cuenta para inclinarse a favor del despacho morelense, está el hecho de que se hizo el compromiso de que incluirá a peritos registrados ante la Procuraduría General de Justicia (PGJ) y en el Tribunal Superior de Justicia (TSJ).


“Esos servicios periciales nos permitirán que, en caso de detectar anomalías que puedan ser constitutivas de posibles delitos, los peritos rendirán informes inmediatos, para, en su caso, proceder de inmediato y no esperar a que finalice la auditoría”, expuso Martínez Dorantes.
En cuanto al costo de la auditoría, señaló que oscila entre los 2 millones de pesos, pero que la sociedad debe ponderar el costo-beneficio, pues los trabajos permitirán detectar faltantes, y, en su caso, buscar recuperar mucho de lo que se pudo desviar en su momento.


COMENTARIOS