Siguenos en
    

El hu茅sped de Guadalupe Nettel

Hace ya un tiempo del cuento “El huésped” de Ámparo Dávila (1959), que impresiona desde las primeras líneas.

Una pequeña pieza de horror sobre la llegada de un extraño a la vida de una mujer y su familia. Tal mención es referencia obligada para quien esto escribe, ahora que hablamos de una autora mexicana, Guadalupe Nettel, quien con su novela “El huésped” recrea, si bien otras atmósferas, no son menos aterradoras.
Guadalupe Nettel ganó el Premio de Radio France Internationale de la Meilleure nouvelle en Langue Française. “El huésped” es la primera e inquietante novela de la escritora mexicana perteneciente a la nueva generación de escritores; publicada en editorial Anagrama, simultáneamente también en francés por Actes Sud. La novela de Nettel regresa el gusto por la figura literaria del doble, pero también un gusto renovado por narrar desde la cara subterránea de la ciudad de México, sus recovecos urbanos, las formas humanas más allá de los espacios convencionales.
A través de la mirada de Ana, damos cuenta de la historia extraña de un cuerpo habitado por un ser inquietante, tal vez imaginario, quizás mucho más real que la propia narradora. Ana, la protagonista y narradora, sostiene una lucha silenciosa contra ese ser interior que poco a poco se va convirtiendo en hermana siamesa, hasta que el huésped comienza a manifestarse en su entorno familiar de una manera dramática y devastadora. Alrededor de La Cosa, como Ana le llama, se fraguan los acontecimientos de una vida, entre ellos las tragedias familiares, su transición a la vida adulta. Ana le ha llamado La Cosa, no puede recordar el nombre, confiesa en las primeras páginas: “Hay palabras que en el oleaje de alguna conversación me traen el sonido de ese vocablo inasible, pero algo en mí lo rechaza. A veces me pregunto por qué, si siempre recuerdo mi propio nombre, Ana tan simple, tan común, no recuerdo ese otro nombre que llevo dentro.” La autora parece recordarnos que “las cosas” necesitan ser nombradas para que existan, mejor aún para que nos pertenezcan.
La voz narrativa de Nettel está permeada de claridad, autenticidad y un discurso que refresca la lectura. Hay en la historia un reconocimiento a ese otro mundo ensordecedor de los ciegos. Seres marginales como personajes, y la propia ciudad de México como tal, se doblan y se desdoblan en una confusión de sombras. Cada uno transita entre lo oscuro y lo luminoso, llevándonos a comprender que a veces por más vista que poseamos no sabremos qué terreno pisaremos. “La Cosa” ha llevado a Ana a conocer otros valores de rara belleza; y tal vez a nosotros pueda llegar a inquietarnos ¿quién vive en nosotros? Quizá ese mundo que nos negamos a ver, interior o exterior, por terrible, por monstruoso, quizá también es el único, siguiendo a Nettel, que nos ayude a sobrellevar la propia existencia.

Twitter: @jazzczcx      http://jazzcacheux.blogspot.mx/


Today, sexy panties range from bikinis to boy shorts to thongs and g-strings. Most women own a collection of WoMen SeXy Panties as a part of their basic wardrobes. Sexy panties are about femininity, self-expression, and style. Men's underwear can often make for great gifts to give. if you want to surprise your man and want to have an erotic time, you can choose some sexy MeN UnderWear and surprise him.

COMENTARIOS