Siguenos en
    

Dicen no a parquímetros

La instalación de parquímetros en el Centro de la Ciudad tendrá que esperar para mejor ocasión, después de que el Pleno del Ayuntamiento determinó bajarlo del punto de acuerdo en la sesión previa del Cabildo de Cuernavaca, por presuntas irregularidades que contenía. Trascendió, también, que se considera la probable existencia de manejos oscuros en el proceso para otorgar la concesión.
De acuerdo con el punto de acuerdo que fue distribuido previamente a los concejales, se pretendía instalar más de 400 parquímetros en el primer cuadro de la ciudad, con beneficios, mayormente, para quien obtuviera el contrato del proyecto, que para el propio Ayuntamiento.
Además, para algunos regidores existían serias dudas en que el acuerdo pudiera darse sin la intervención de los integrantes del Congreso, que tendrían que aprobarlo, pues se establecía darlo de manera directa, sin que fuera votado en el Congreso, pese a que el periodo de duración de la concesión rebasa el periodo de duración de la actual administración.
Cabe recordar que el 24 de marzo del 2011, el entonces alcalde Manuel Martínez Garrigós, consiguió que el Cabildo le aprobara iniciar las gestiones para la instalación de los también llamados estacionómetros, en condiciones de ventaja para los empresarios, pues se trataba de una concesión que iba a durar entre 15 y 20 años.
 Pese a que la reunión de precabildo es de carácter privado, se supo que también operó en contra de este punto de acuerdo, al considerar que el ex alcalde Manuel Martínez Garrigós pudiera estar metiendo las manos; ya que, se dijo, todo contrato, como el que se pretendía, implica la existencia de dinero que nadie sabe a qué manos iba a parar.

No se expuso si el sentir ciudadano fue otro de los puntos determinantes, pues existe la negativa de los automovilistas para ajustarse al cobro en la calle, sin la garantía de seguridad para sus unidades, pero también por el temor a multas excesivas por pasarse del tiempo marcado.
Y es que en ciudades del estado de Veracruz, Jalisco y el Distrito Federal, los parquímetros han recibido también el rechazo de la población, pues se presta a un motivo más de multas y mordidas, además de que no han solucionado la problemática de vialidad y de espacios.
No hubo explicaciones mayores, toda vez que fue un punto de acuerdo que no llegó al Cabildo, por lo que se podría dar un nuevo intento para su aprobación; aunque los concejales consideran que, al igual que el alcoholímetro, es un tema que debería dejarse para que la próxima administración determine su utilidad, pero con un manejo transparente y bien reglamentado.

Rechazados...
El proyecto de poner estos aparatos en las calles no pasó.

  • 4 mdp sería la inversión, aproximadamente, de quien obtenga la concesión
  • 10 mdp anuales sería la ganancia estimada para el concesionario
  • 130 mdp es lo que se llevaría al final de la concesión

COMENTARIOS