Siguenos en
    Redes Sociales

Desesperan municipios por deudas

CUERNAVACA, MORELOS.-  Ante la grave crisis financiera que enfrentan los 33 ayuntamientos de Morelos, los alcaldes y sus cuerpos edilicios se muestran preocupados y están recurriendo a medidas extraordinarias, como reducir sus ingresos personales, gestionando adelantos de participaciones federales y nuevos créditos bancarios; así como la ampliación de la base tributaria.
Uno de los casos más recientes es el de Xochitepec, donde el presidente municipal, Rodolfo Tapia López, propuso a su cabildo una reducción del 20 por ciento de sus ingresos para paliar deudas como la de 30 millones de pesos que heredó, luego de que además sus antecesores se aumentaron el salario hasta 62 mil pesos mensuales.
Con similar tono y frente a los compromisos que ascienden a más de mil millones de pesos, previamente el gobierno de Cuernavaca que encabeza Jorge Morales Barud consensuó en cabildo la disminución de un 5 por ciento en los emolumentos del cuerpo edilicio y de los mandos medios y superiores.
En Jiutepec, la alcaldesa Silvia Salazar externó la intención de bajar en un 40 por ciento su ingreso y el de la sindicatura, así como de los concejales, también producto del endeudamiento superior a los 200 millones de pesos; así como por el aumento de salario que se dieron los miembros del anterior cabildo.
El presidente de Ayala, José Manuel Tablas Pimentel, reconoció que la nómina del ayuntamiento es muy alta, y que con el nivel de recaudación que tiene difícilmente podrá enfrentar los compromisos financieros, por lo que, en un intento desesperado, también habla de la reducción de salarios.
Tablas Pimental prometió presentar ante su cuerpo edilicio la propuesta para que, en el caso personal, su ingreso quincenal no sea de 42 mil pesos, sino de 30 mil, y buscará que el resto de la administración se ajuste a la crisis que enfrenta su nuevo gobierno.
En Temixco, Cuautla, Tepoztlán y Zapata, entre otros municipios, los cuerpos edilicios analizan la opción de incrementar la base tributaria y fortalecer la recaudación en el rubro de morosidad; además de apurar la llegada de recursos federales habituales y de programas especiales.


COMENTARIOS