Siguenos en
    Redes Sociales

Desde mi media cancha: ¿América o Europa?

Amigos, hoy se juega la segunda semifinal de este Brasil 2014, hoy conoceremos quién se disputa el título mundial frente a Alemania, que se encargó de borrar prácticamente a la selección local con un fútbol vertical y contundente.  
Los europeos están a la espera del ganador entre Argentina y Holanda, una serie que luce muy pareja pero que decidirán sus individualidades.
Sobre el partido de ayer definitivamente Brasil resintió la ausencia de Neymar Jr. que era su referente en el ataque y el jugador que podía cargar con el peso de generar alguna situación de desequilibrio al frente, pero sin ninguna duda la ausencia de Thiago Silva provocó un desajuste importante en la línea defensiva donde los movimientos descoordinados entre Dante y David Luiz fueron constantes.
La magia y el buen fútbol quedaron en casa, el ánimo fue golpeado desde el minuto 10 al recibir el primer gol, las sonrisas fueron desapareciendo tras cada llegada alemana, así vinieron más goles sin respuesta, sin reacción .
Después de los primeros goles, debieron cambiar, cerrar las líneas, ajustar su manera de defender y dejar que pasara el primer tiempo para realizar algún ajuste y plantear una nueva estrategia. Pero siguió atacando, tirando golpes, como cuando un boxeador aturdido por un certero recto siguiera lanzando hacia el frente las manos en vez de protegerse en posición de guardia para que pasara la tormenta alemana para retomar fuerza y escapar pero quizá el orgullo o tal vez el compromiso de estar frente a su afición lo hizo no pensar en esa posibilidad, siguió fiel a su esencia y eso, ante Alemania, es un suicidio.
Se despide el anfitrión y se presenta un imponente aspirante al trono.
Holanda y Argentina hoy tienen la posibilidad de llegar a una final más, la naranja mecánica ha mantenido por más tiempo un nivel considerable, el equilibrio es muy importante en el fútbol actual: eficiencia y contundencia en la zona defensiva, desequilibrante y determinado en las llegadas al área rival.
Argentina por su parte no ha mostrado un fútbol agradable pero ha hecho lo necesario para seguir avanzando, el juego de conjunto no aparece, la desatenciones de la defensa provocan que Sergio Romero se tenga que emplear a fondo y todo ha quedado en la esperanza de que Messi resuelva la situación.
El 10 ha perdido para este partido a su cómplice, el jugador que mejor nivel ha mostrado, Ángel Di María, que puede ser una baja muy sensible que pueden lamentar.
Mención aparte para un jugador con el que me tocó compartir habitación y momentos deportivos muy importantes, José Basanta, quien tuvo una gran actuación y realizó una tarea casi perfecta en el partido contra Bélgica y que tendrá la responsabilidad de frenar al mejor jugador holandés, Arjen Robben, uno de los mejores duelos en este encuentro del que estoy seguro mi ex compañero saldrá adelante.
Un partido que lucirá poco cerrado, puede ser que no existan muchas llegadas a gol y sólo una genialidad se encargará de cargar hacia un costado la balanza.
Alemania ha mostrado el mejor desempeño en este mundial, sólido y contundente con una mentalidad a prueba de situaciones negativas pero lo más difícil, de situaciones positivas que son las más complicadas, cuando el exceso de confianza aparece. Es de admirarse y es una lección que debemos aprender todos que a pesar de ir ganando siguen respetando su naturaleza, no cambian y siguen buscando hacer daño a pesar de tener enfrente al pentacampeón y en su casa.
Pero ningún partido es igual y no se presentarán las mismas circunstancias.
¿Quién será su rival? ¿Final europea o Argentina podrá defender el nombre de nuestro continente?
Bendito fútbol, que lo disfruten.


COMENTARIOS