Siguenos en
    

Desde mi media cancha: ¡Acostúmbrate a ganar!

Aamigos, hoy tendremos una jornada muy intensa con partidos muy interesantes. En el plano internacional, uno de los partidos más atractivos en la UEFA Champions League entre dos de los equipos más importantes actualmente: Bayern Munich y Real Madrid. En México, tendremos la final de nuestra Liga de Campeones de Cocacaf entre Toluca y Cruz Azul, así como las Semifinales del Ascenso: Alebrijes vs. Correcaminos y Necaxa vs. Estudiantes.
Para los partidos de Ascenso, tres de los cuatro equipos cuentan con historial en Primera División. Alebrijes, por su parte, no deja de sorprender por su gran nivel. Yo no lo descarto para la siguiente fase.
En el  partido de la Champions podremos disfrutar del más alto nivel de los jugadores de ambos clubes que nos acercarán a lo que nos espera en el próximo Mundial Brasil 2014. De estos dos rivales, a mi parecer, saldrá el campeón de este prestigioso torneo.
Pero en esta oportunidad quiero hacer mención del juego final en nuestra desacreditada Concachampions, los dos equipos con mayor regularidad en el torneo local disputan el título de campeón de Concacaf.
Dicen que de los segundos lugares nadie se acuerda, pero si de estadísticas se trata el Cruz Azul ha sido por mucho el equipo más regular en la última década. Varias temporadas, como la actual, siendo súper líder y quedándose con algunos subtítulos que han sido motivo de burla por los aficionados de otros equipos que erróneamente le dan valor sólo al que obtiene el título.
Hoy se encuentra nuevamente frente a otra final y ante la posibilidad de desaparecer poco a poco esos fantasmas que lo han aquejado durante más de quince años. Ganar esta final además de brindarle la oportunidad de disputar el Mundial de Clubes y enfrentar a los campeones de las otras confederaciones le daría un gran impulso anímico para cerrar el torneo local en lo más alto de la tabla y enfrentar la Liguilla con una gran motivación y fuerza mental. Porque el problema, a mi parecer, no es futbolístico, pasa en un gran porcentaje por el aspecto mental. Los cementeros no han podido  ensamblar su alto nivel futbolístico con los bueno resultados en los partidos importantes.
En este momento están ante una oportunidad más de enriquecer la historia del club y de alimentar su propio espíritu deportivo en espera de la lucha por el título de Liga.
El Cruz Azul debe entender que de la historia no se vive y que ésta se construye día a día, con tipos arriesgados y valientes que se olvidan del pasado, viven intensamente el presente y que seguramente disfrutarán el futuro.
Por su parte, el Toluca está muy cerca de ser uno de los grandes en el futbol mexicano. Sus títulos en la Liga han dado realce a esta gran institución. Pero los mexiquenses han quedado a deber en ediciones pasadas de la Copa Libertadores y la misma Concachampions.
Están en casa, con su gente y ante la gran posibilidad de engrandecer aún más la historia del club con un título internacional.
Cardozo lo sabe y, conociéndolo, seguramente impulsará a sus jugadores para luchar hasta el final.
Hoy, estos equipos pueden sacarle muchas cosas positivas a un torneo que brinda la oportunidad de tomarlo como un trampolín y llevarlos a rozar la élite mundial. Y, por el momento futbolístico que viven, seguramente serán unos dignos representantes en el Mundial de Clubes a disputarse en Marruecos, el próximo mes de diciembre.


COMENTARIOS