Siguenos en
    

Desde mi media cancha

Amigos, los saludos con gran alegría y optimismo con esta primera columna del 2014, deseando muchos éxitos, trabajo y amor para todos ustedes.
Hoy quiero comentar la importancia que tiene en un equipo la columna vertebral; es decir, la línea vertical que conforman el portero, defensa central, medio de contención y centro delantero. Contar en esas posiciones con jugadores de experiencia es fundamental. Tipos que sepan ordenar sus líneas, manejar los tiempos del partido y sepan inyectar de entusiasmo al grupo cuando las cosas no van bien. En pocas palabras que carguen con la responsabilidad de encaminar a sus compañeros al logro de buenos resultados.
Tal parece que nuestros equipos morelenses hicieron un agudo análisis sobre las deficiencias y errores del torneo anterior y se han dado a la tarea de reforzar cada línea de sus conjuntos.
Zacatepec 1948 eligió a jugadores probados en Primera división y con amplio recorrido, entre los que destacan Jaime Correa (mediocampista) jugador inteligente y capaz de recuperar balones en gran cantidad; Mario Rodríguez (portero) experiencia, agilidad y seguridad; Jair García (delantero) contundencia y ambición; Gabino Velasco (mediocampista) entrega y determinación. Y complementan al plantel jugadores con mucho camino en Liga de Ascenso como Jose Silva (defensa) quien cuenta con un campeonato con Correcaminos, Arturo Albarrán (mediocampista) quien debutara con la UNAM y que cuenta con 7 años de experiencia en el futbol salvadoreño; también tendrá a jugadores que esperan consolidar su carrera en el cuadro cañero como Alejandro Rojina (defensa) con experiencia en Sudamérica, Rolando Sena (defensa) que jugó para  Correcaminos y Luis Olascoaga (delantero) quien surgió de América y paso por Necaxa. Y jugadores locales que reciben sus primeras oportunidades en esta categoría como Juan Mateos (portero) quien proviene de la filial cañera y Juan Rivera (mediocampista) producto de las visorías.
Ballenas Galeana seleccionó de la misma manera a los experimentados Luis Ángel Landín (delantero) personalidad, categórico y decidido, así como a Omar Flores (defensa) solidez y liderazgo; Enrique Escudero (defensa) velocidad y dinamismo; Jesús Padilla (delantero) determinado y preciso. A su vez con elementos de gran capacidad como Manuel Corona (portero) que participó con Irapuato y Zacatepec; Marco Gómez (medio), Juan Pastrana (defensa) y Marco Jiménez (medio) provenientes del Mérida; César Morales (mediocampista) quien jugó con Dorados el torneo anterior y Alberto Ramírez (medio) ex jugador del equipo OPS de Finlandia. Ambos equipos tuvieron numerosas incorporaciones, están apostando a reforzar todas sus líneas en especial su columna vertebral. Con la llegada de estos nuevos integrantes fortalecen en buena medida la competencia interna que ayudará a mejorar el nivel individual y a su vez el del equipo que para los dos es necesario ya que necesitan realizar un gran torneo para salvar al equipo del descenso.
La pregunta es ¿cuál de los dos cuadros podrá adaptar mejor sus piezas y funcionar mejor?
A los jugadores: llegan a instituciones que tienen mucho prestigio, que cuentan con seguidores nobles e ilusionados, que exigirán su entrega y amor por sus colores esperando resultado positivos que borren los resultados pasados. Existe una gran deuda por parte de los dos con la afición, y estaremos ahí a la espera de muchas alegrías.


COMENTARIOS