Siguenos en
    Redes Sociales

Descalifican posesión, creen que es trastorno

Cuernavaca, Morelos.- Como trastornos disociativos y no posesiones, calificaron especialistas en psiquiatría y exoterismo, los supuestos casos de posesiones, como el ocurrido en Tepoztlán, luego de que tres jóvenes jugaran a la ouija.
Ayer, en Foro “Exorcismo y Posesiones” de Diario de Morelos, con Justino Miranda, la Doctora Alma Delia Benítez, médico psiquiatra coordinadora estatal de Salud Mental de los Servicios de Salud de Morelos (SSM), mencionó que muchas personas confunden un trastorno con una posesión.
“Hay una clasificación    internacional de enfermedades de salud mental que se llama CIE 10 y hay un trastorno que se llama trastorno disociativo y entre este hay un trastorno disociativo que le llama de trance; y esto ocurre cuando una persona está bajo el influjo de un estrés mayor y esta persona no puede contrarrestar la ansiedad y lo que pasa es que la persona se desconecta del medio”, precisó.
Señaló que el trastorno disociativo sucede mucho en rituales y en personas jóvenes, o de un estrato social bajo, “lo que pasa que estas personas que están bajo este trastorno disociativo no reconocen a los demás, puede ser que tenga actitudes raras o algunas actitudes que sean propias de la cultura, pero no son intencionadas”.
Incluso citó como ejemplo el caso de los jóvenes de Tepoztlán, presuntamente poseídos tras jugar la ouija, “por ejemplo, lo que ella hacía con los ojos o las manos, llegaba a decir algunas palabras, entonces todo esto está documentado en esta clasificación internacional de enfermedades”.
Asimismo, el terapeuta Felipe Velázco indicó que una situación muy objetiva es que la mente es muy poderosa, “podemos hablar de posesión  de creencias o de una idea que entra en nuestra mente y que nosotros la podemos vivir como si fuera una realidad a partir de ello es interesante ver como la psicoterapia podamos ayudar a esa persona que se siente poseída a comprender que todo es una interpretación”.
El exoterista, Alí Del Cid manifestó que hay mucha maneras de poder explicar esto (posesiones), “lo que la ciencia no puede explicar, es que definitivamente hay energías en todo lo que nos rodea”.
“Ellos contactan ciertas energías y empiezan a abrir mundos, portales, donde definitivamente va a penetrar un espíritu, una energía dentro de ellos, los va a poseer y claro que va a haber una disociación, porque este espíritu va a hacer que ellos evadan la realidad”, externó.

"Las energías están en el universo, energías de personas que ya han muerto.”  Alí Del Cid, exoterista.

3 casos de posesiones existen en Morelos, según la Diócesis de Cuernavaca


COMENTARIOS