Siguenos en
    

Demandarán a quienes descarguen aguas sucias

Daños. A un costado de la planta tratadora Sacatierra, en San Antón, se encuentra una barranca donde se muestra que las viviendas hacen las descargas directas al lugar.
Daños. A un costado de la planta tratadora Sacatierra, en San Antón, se encuentra una barranca donde se muestra que las viviendas hacen las descargas directas al lugar.

Cuernavaca, Morelos.-  Debido a la contaminación a los campos de cultivo y los probables daños a la salud que sufre la población que está en contacto con las aguas residuales, el secretario ejecutivo de la Comisión Estatal del Agua (CEA), Juan Carlos Valencia Vargas, advirtió que podrían establecer responsabilidades penales en contra de los alcaldes que no controlen la descarga de aguas negras a ríos, canales y apantles, o que no salden las sanciones que tienen pendientes sus municipios.
“Dado que siguen incumpliendo, vamos por una segunda vuelta. La segunda sanción regularmente es por el doble de lo que fue la primera, y ya la tercera puede duplicar a la anterior; pero ya podríamos incluso fincar responsabilidades de carácter penal por las afectaciones y por estos riesgos de la salud, en la que ponen a la población”, advierte.
Y es que, ejidatarios de Xochitepec denuncian que, desde hace 5 años, la planta tratadora de aguas residuales Tezoyuca, situada a un costado del fraccionamiento paseos de Tezoyuca, descarga las aguas contaminadas que provienen de Emiliano Zapata al ejido en el que cultivan caña, frijol, maíz, sorgo y rábanos.
El secretario del Comisariado Ejidal de Xochitepec, Alfredo Cortés Chavarría, explica que son más de mil 500 hectáreas las afectadas y que, debido a la contaminación, la gente ya no quiere trabajar en el ejido que se ubica a un costado de la autopista México-Acapulco.
“Ya vinieron todas las dependencias: Semarnat, Conagua y hasta Salubridad, y ¡nadie hace nada! Nada más toman parte y ya no regresan. No miento, la gente ya no quiere trabajar porque les salen ronchas y los que se arriesgan tienen que ponerse botas de plástico para cubrirse, aunque sea los pies”, refiere.
No obstante, el representante de la CEA dice que ya buscan alternativas, a fin de desviar el agua de una planta que dejó de funcionar debido a los estragos que las lluvias provocaron en sus instalaciones.
“La alternativa que vemos más viable es sacar de operación, de manera definitiva, a esa planta porque está mal ubicada. Dejó de operar porque en periodos de lluvias toda esa zona se inunda y eso provocó que la planta flotara y se salió de su cimiento. Entonces, todo se descuadró, se dañaron estructuralmente los equipos, y es pérdida total”, añade.
Refirió que la situación que viven los ejidatarios del municipio podría replicarse en plantas de otros poblados o ciudades, como Las Juntas y La Joya, de Amacuzac; Tepalcingo, en Tepalcingo; Santa Rosa Treinta, en Tlaltizapán, o la de Calderón, en Cuautla, por citar algunas de las 20 que no funcionan.

Seguirán las sanciones
Todos los municipios que tienen a su cargo plantas tratadoras de aguas residuales y no las operan han sido sancionados, por la Comisión Nacional del Agua (CONAGUA), con 5 mil días de salario mínimo vigentes en el Distrito Federal, equivalentes a 300 mil pesos.
Según el secretario ejecutivo, las multas que anteriormente impuso el instituto a los ex alcaldes de los municipios no se borrarán para los que ya tomaron posesión. Por ello, les pide que operen de manera adecuada sus instalaciones y que cubran sus adeudos, a fin de que ya no reciban más sanciones.
“Las demandas siguen en pie, pero ya nos hemos reunido con todos los alcaldes de la zona oriente, centro y de la zona sur, y todos están preocupados por este tema. Aunque recibieron ayuntamientos sumamente endeudados, con finanzas públicas en números rojos, el Gobernador les ha ofrecido el apoyo para salir adelante y sanear sus aguas”, expresa.
Y agrega, “lo que menos queremos es meternos en este pleito legal, lo que queremos es que las plantas operen. No nos sirve de nada meter a un presidente municipal a la cárcel o cobrar 300, 600 mil o un millón de pesos. Lo que nos sirve es que las plantas operen”.
No obstante, remarca que a cambio del apoyo que el gobierno ha ofrecido a los municipios en el tema del agua, los munícipes deben establecer compromisos para mantenerse al corriente en sus obligaciones, tanto fiscales como de operación y cobros.
“El gobierno del estado y la comisión del agua está de acuerdo. Ahora, lo que necesitamos es obtener el compromiso y el acuerdo de los municipios. Si no firman, que se queden con sus plantas y que las operen ellos; pero nosotros esperamos que con estas condiciones, no hay razón por la cual no pudieran estar de acuerdo”, sentencia.


COMENTARIOS