Siguenos en
    Redes Sociales

De minas y otros temas

Pensar que no puedo hablar de la inauguración de Cinema Planeta que fue anoche por la entrega temprana de esta columna el martes al mediodía, me reservo entonces para escribir mis comentarios la próxima semana. Destacable el homenaje que le dedicó nuestra querida y gran escritora Marcela del Río Reyes, a quien fuera su marido, el mejor violinista que México ha dado, Hermilo Novelo, en su 30 aniversario luctuoso; por cierto, muerte que ocurrió en la autopista de México a Cuernavaca, a resultas de un supuesto accidente que dejó muchas dudas. Era notorio el encaprichamiento sentimental de una poderosa mujer frustrada por el rechazo de tan notable músico y sus comentarios al respecto. Pero en fin, si en 30 años no se ha aclarado, dejemos el tema por la paz. Pero al recordar a don Hermilo Novelo, viene a mi memoria su estado de origen, Campeche con tanto abolengo que se percibe en el señorío de sus residencias. Por cierto, creo que mucho de ese abolengo campechano desciende de piratas, miren los orígenes de don Jorge Carpizo Mac Gregor, abogado, jurista y político mexicano, se solazaba en conversar en privado, de su ascendencia de un pirata inglés. Y es que la vida comercial de ese hermosísimo estado y más aún hermosísima ciudad, estuvo durante un par de siglos, ligada al comercio de ida y vuelta con piratas. Las buenas casas, daban al mar, pero no a playas, sino a mar abierto de donde era factible adquirir de ultramar y vender a ultramar, lo que la época requería. Y don Hermilo venía de una gran cultura, en su caso, no relacionada con piratas. A otra cosa. Notable la presentación del libro “Ensanchar la Vida: La Fortaleza de la Fragilidad” que presentó su autor Jorge Font, el lunes por la tarde-noche en el Cine Morelos. Todo a beneficio del grupo Unidos Somos Iguales que dirige Liliana Pérez Cano. Preciosa labor la que desarrolla con todos esos chicos con síndrome de Down. Y quien mejor que hablar de la Fortaleza de la Fragilidad que Jorge, quien es un testimonio viviente de que querer es poder en su propia vida. Cuánto personaje notable, perdón, grandes personajes, viven aquí en Morelos. Jorge Font es uno de ellos. En otro orden de ideas, quiero traerles lo que fue el inicio de la marcha contra la mina a cielo abierto. El domingo frente al 21 Batallón perteneciente a la 24 Zona Militar, fue la concentración que tan solo de ese lugar partieron al recorrido por los pueblos que afectará la mina. Era tan bonito contemplar gente vital que se preparaba para partir en grupo en rechazo a ese proyecto. Se reunieron unos 100 vehículos, más los que se les fueron uniendo en cada pueblo. En Temixco los esperaban más de 30 y así en cada lugar. Y es que por ningún motivo se les va a permitir a los canadienses abrir en el Ejido de Tetlama, justo a un costado de la portentosa zona arqueológica de Xochicalco, un proyecto tan horrendo como es una mina a cielo abierto. Esa pirámide de Quetzalcóatl es un libro abierto donde artistas de otros tiempos plasmaron los descubrimientos que sabios de toda Mesoamérica dieron a conocer en este lugar. Por de pronto, si les permitiera abrir la mina, con tanta explosión para horadar el suelo y a cielo abierto, el mismo observatorio correría peligro de derrumbe y ni qué decir del Cerro del Jumil, desde donde el trazo de una línea recta, indicó a los herederos de los teotihuacanos, cómo sería la ciudad de Xochicalco. No es posible que inversiones tan cuantiosas y sobre todo de origen extranjero, sigan viendo a México como un botín para obtener riquezas a costa de la destrucción de su patrimonio natural. En Canadá hay oro en abundancia, por qué no abren todas esas minas que han horadado en tantos países, obvio del tercer mundo, en su precioso territorio. Y ojalá que así como se están amparando ejidatarios en varias partes del país, en Jalisco, en Hidalgo, se eche abajo ese convenio que firmaron Fox y Calderón en el que con toda seguridad mediante grandes sumas de dinero, les ofrecieron el 25 por ciento del territorio nacional para su destrucción. Que les regresen a los canadienses todos los intereses que les deben de haber otorgado. México no está en venta y mucho menos Morelos. Y hasta el próximo miércoles con nuevos comentarios.

lyagquintanilla@hotmail.com             Presidenta del Seminario de Cultura Mexicana         Corresponsalía Cuernavaca


COMENTARIOS