Siguenos en
    

Dan inicio a Semana Santa

CUERNAVACA, MORELOS.- Con la bendición de las palmas, en la capilla abierta de Catedral, y una procesión que simboliza la entrada de Jesús a Jerusalén, se celebró ayer en la ciudad el Domingo de Ramos, que representa el inicio de la Semana Santa.
Cientos de personas se dieron cita para la celebración solemne que se realizó al mediodía en la Catedral y en la que estuvo presente el Obispo de la Diócesis de Cuernavaca, Ramón Castro Castro.
Afuera, sobre la calle Hidalgo, se vendían las palmas; niños, adultos y ancianos ahí mismo las hacían y ofrecían a las personas que llegaban a la iglesia.
En punto de las 12:00 horas, el Obispo salió a la capilla abierta para iniciar la celebración con la bendición de las palmas, mejor conocidas como ramos, acción que representa la entrada triunfante de Jesús a la ciudad de Jerusalén, “ahí, cientos de personas lo recibieron (Jesús) levantando palmas y con exclamaciones de bienvenida, días después, esa misma gente pedía que lo crucificaran”, dijo el prelado.
Tras realizar una procesión, encabezada por el obispo Ramón Castro Castro, el vicario general Luis Millán Ocampo así como por el padre Johny Caspistrán, arrancó la celebración solemne en la que se leyó la lectura de la Pasión de Cristo, según San Mateo, la cual “describe los momentos dramáticos que vivió Jesús”.
En esta fecha, tan sólo en Catedral se realizaron siete misas a lo largo del día, siendo la de las 12:00, oficiada por el Obispo, la que más personas reunió. El recinto lució lleno, más de lo habitual.
“Queridos hermanos, este Domingo de Ramos, ¿qué nos podemos llevar? Hay tantas cosas que debemos reflexionar. Este día es el pórtico de la Semana Santa. Que este domingo descubramos la invitación que Dios nos hace para no caer, porque el espíritu es fuerte, pero la carne es débil”, dijo el obispo Castro Castro.
Las palmas que se bendijeron posteriormente serán quemadas y la ceniza que resulte será usada el próximo año para poner la cruz del Miércoles de Ceniza.


COMENTARIOS