Siguenos en
    Redes Sociales

Día de las madres: Yolanda Tenorio

¿Cómo es su experiencia como madre y abuela?
Principalmente, agradezco a mi madre, pues es ella quien nos enseñó a dar todo. Es una gran mujer, gran señora, y guapísima por cierto.
Como mamá, como todos dicen, es la mejor, y ella nos ha enseñado a predicar con el ejemplo. Gracias a eso, nos enseñó el gran amor a los hijos. Por sus lecciones de vida, considero que tuve un regalo de Dios muy grande, el primero  fue mi hija Yola; ahora tiene 32 años y dos hermoso hijos. Otra gran bendición para mí fue la llegada de los nietos, que son Álex y Rodri. Carlos, mi otro hijo, tiene 30 años, ha sido mi gran compañero.
Mis hijos me han brindado apoyo incondicional, estoy muy orgullosa de ambos, ya que han sido excelentes estudiantes, hijos y personas. Crecieron conmigo como papá y mamá y siempre estuvimos juntos.
Mi vida familiar siempre ha sido muy bonita. Ahora con mis nietos y con el apoyo de mis hijos, tengo mi negocio.

¿Cómo se considera como mamá?
Como madre, considero que fuí muy estricta, debido a que estaba sola con mis hijos. Pero siempre les daba todo mi tiempo y tiempo de calidad, porque siempre he trabajado, pero cuando estaba con ellos los ayudaba a hacer la tarea y llevaba a Carlos a los partidos de futbol, entre muchas otras cosas.
Siempre hemos llevado una relación muy bonita; no me gusta decir que de amigos, porque entre padres e hijos no podemos ser amigos, nunca le cuentas a tus padres las cosas como se las cuentas a tus amigos, pero sí nos tenemos mucha confianza y salimos juntos desde siempre. Normalmente  trato de ponerme en el lugar de mis hijos, pensar en la edad que tienen y recordar que a mí me hubiera encantado que me dieran un permiso de salir con el novio y todo eso.
Con mis nietos, yo creo que sí me pongo una corona, porque todo lo que me piden mis enanos se los doy, les hago pijamadas, les doy sorpresas y trato de hablar todos los días con ellos por teléfono, compartir fotografías y estar en contacto, porque viven en Querétaro.

¿Cómo combina el trabajo de ser madre con el de ser una mujer profesionista?
Por ahora me dedico totalmente a mi negocio. Mis hijos ya son independientes y ahora me dedico a mí, a mis amigos, a mi familia y a recibir a mis nietos cada vez que vienen a Cuernavaca, que es lo que me vuelve loca. Con ellos, me la paso todo el día jugando futbol, jugamos a Lobo, ¿estás ahí? y dando vueltas para arriba y para abajo.


COMENTARIOS