Siguenos en
    

Congreso improductivo

Poca calidad: Las ocurrencias de los diputados. El uso de la tribuna no significa que los legisladores sean productivos, ya que algunos sólo toman la palabra para lanzar exhortos.
Poca calidad: Las ocurrencias de los diputados. El uso de la tribuna no significa que los legisladores sean productivos, ya que algunos sólo toman la palabra para lanzar exhortos.

CUERNAVACA, MORELOS.-  El diputado del PRD Jordi Messeguer Gally críticó el desempeño de la LII Legislatura en su primer periodo ordinario de sesiones, al calificarla de “ocurrente” y poco productiva, por lo que invitó a sus compañeros a replantear el rumbo del Congreso y presentar una agenda sobre los temas que realmente urgen a Morelos para el segundo periodo ordinario.
Messeguer Gally utilizó la tribuna al término de la sesión, después de más de ocho horas de “trabajo”, para llamar a sus homólogos a la reflexión y a aceptar un acuerdo legislativo que permita cambiar la imagen de la Cámara de Diputados.
“Más no implica que sea mejor”, dijo Gally al referirse a las maratónicas sesiones con órdenes del día cargadas de ocurrencias.
“Las sesiones tan largas han sido en muchos casos poco útiles, han estado llenas de ocurrencias. Espero no molestar, sino llamar a la reflexión de todos, los convocó a que hagamos un pacto legislativo; que nos pongamos de acuerdo sobre una agenda de lo que es urgente para Morelos en materia legislativa, de los pendientes heredados y de los que se han acumulado durante el primer periodo de sesiones”, les dijo.
Subrayó que después de 14 sesiones, se han presentado ante el Pleno excelentes iniciativas de reforma al marco jurídico; pero también se han planteado temas repetitivos que pueden evitarse con un trabajo integral, y no enmendaduras a diestra y siniestra.
El secretario de la Mesa Directiva hizo énfasis en que la Legislatura todavía está a tiempo de “lavar la cara del Congreso” y replantear lo que se quiere proyectar hacia afuera; “ponernos de acuerdo en qué va a heredar la Legislatura a las siguientes generaciones”.
Ante la mirada de algunos de sus compañeros puesta en las puertas de salida, con bolsa y saco listos para abandonar el recinto, Jordi Messeguer les espetó que más de 125 exhortos no sirven para cambiar la mala imagen del Congreso heredada por la LI Diputación.
Mucho menos arreglarán los problemas de la población con actos engañosos, ocurrentes y tramposos que de momento sólo sirven a los diputados para recibir el aplauso.
“Muchos (acuerdos) han sido engañosos para la población en general, no solucionan sus problemas ni garantizan que se vayan a solucionar; sin embargo, hacemos exhortos por presión muchas veces con una cantidad de público importante que se va con la idea de que les solucionamos el problema, y no es cierto.”, reconoció.
Dijo que para un Congreso que cuesta más de 400 millones de pesos al año, la población se merece más que 125 llamados.


COMENTARIOS