Siguenos en
    

Cobija a los diputados la opacidad

CUERNAVACA, MORELOS.- La protección de los datos personales de los integrantes de la LII Legislatura es llevada al extremo, a la falta de transparencia.
En sus declaraciones patrimoniales ocultan cuánto ganan y la relación de los bienes muebles o inmuebles adquiridos antes y durante la representación popular que los ciudadanos les otorgaron, al elegirlos como diputados al Congreso.
La poca transparencia que los legisladores muestran en sus declaraciones patrimoniales, exhibidas en la página de Internet, alienta las sospechas de que muchos de ellos se enriquecen durante su paso por la Cámara de Diputados.
De acuerdo con la Ley de Acceso a la Información Pública, Estadística y Datos Personales, el domicilio y teléfono particular, nombre de cónyuges e hijos, o números de cuentas bancarias, pueden clasificarse como reservados.
Pero las declaraciones patrimoniales que los legisladores ponen a disposición de la población ocultan mucha más información de la señalada, como el correo electrónico, el Registro Federal de Contribuyentes y la Clave Única del Registro Poblacional.
El ingreso mensual y anual que perciben como representantes, cuántos vehículos poseen, cuándo fueron adquiridos y mediante qué operación financiera; cuántas propiedades poseen y también la forma en la que las adquirieron y cuándo.
El número y tipo de cuentas bancarias y sus importes, así como otras inversiones económicas que les generen ingresos, como las empresariales.
En síntesis, los ciudadanos sólo pueden conocer, a través de las declaraciones patrimoniales publicadas en el sitio de transparencia del Congreso, su nombre, profesión, edad, estado civil y su firma; pero nada que tenga que ver con dinero para evitar riesgos de seguridad, según argumentaron en su momento, diputados de la pasada legislatura.
En el extremo de la protección de sus datos personales están algunos diputados, como Érika Hernández Gordillo –familiar de la líder del SNTE, Elba Esther Gordillo-, de quien sólo se puede leer la carátula de su declaración patrimonial que da cuenta de que “cumplió” con la transparencia.
A propósito del Día Internacional de la Protección de Datos Personales, el lunes 28 de enero, la LII Legislatura recibió ayer en el Salón de Comisiones al consejero del Instituto de Acceso a la Información Pública de Yucatán, Miguel Castillo Martínez.

+ Datos

Facilitan el acceso a la información

personales que los ciudadanos están obligados a proporcionar a instancias privadas o de gobierno, gracias a la Ley Federal de Protección de Datos Personales; aunque ahora el reto es concientizar a los propios ciudadanos del uso responsable que ellos mismos le dan a su información, especialmente a través de las redes sociales.
Lo anterior formó parte de la conferencia “Los retos en protección de datos personales”, que el consejero del Instituto de Acceso a la Información Pública de Yucatán, Miguel Castillo Martínez, dictó ayer en el Congreso del Estado, como parte de la conmemoración del Día Internacional de la Protección de Datos Personales, el 28 de enero pasado.
El consejero en Yucatán señaló que en México, a diferencia de Europa, la protección de datos se puso de moda después del derecho a la información pública y, aunque actualmente hay avances importantes en la materia, es necesario trabajar más para perfeccionar el dúo indivisible acceso-protección, que acompañan al sistema democrático mexicano y a la alternancia política.
En ese sentido, agregó que parte del reto corresponde a los organismos garantes.


COMENTARIOS