Siguenos en
    Redes Sociales

Cena navideña... ¿pierna o pavo?

Rico y barato. Los romeritos, una de las comidas preferidas para la Navidad.

CUERNAVACA, MORELOS. A unos cuantos días del aniversario 2012 del advenimiento del Niño Jesús, la gente prepara ya las viandas que se degustarán esta Nochebuena… Qué prefieren, ¿pierna o pavo?
Las opiniones se dividen. Hay quien prefiere pavo relleno con futas secas: ciruela pasa, chabacano y durazno, integradas con carne de cerdo o jamón, o carne de res molida aderezada con salsa de almendras, pasas y avellanas. Y hay quien elige una pierna de cerdo al horno, salpicada de finas hierbas y especias, con una generosa guarnición de alcachofas y verduras, por ejemplo.
Señoras cargan, gustosas —aunque con cierta dificultad— sus bolsas de mandado. Ellas llegaron solas al súper y se encargarán de pasar horas en la cocina. Doña Isela, de la colonia Lomas de Tzompantle, dice: “Ni pierna ni pavo: yo haré lomo de cerdo relleno de granos de elote, champiñones o setas y epazote finamente picado. Y los romeritos en mole rojo, con tortitas de camarón, no deben faltar en la mesa”.
Don Jaime, de Temixco, comprando en el mercado ALM, dice: “El año pasado hicimos pierna, y dejaron mucha; creo que es muy seca y no les gustó. Esta vez haremos pavo al horno. El chiste es que todos estén contentos”.
El espíritu navideño parece plasmarse en el rostro de cada persona, se contagia, y a todos nos gusta esa transmisión de alegría, júbilo y buenaventura. Algunas personas mantienen la sonrisa y saludan a todo aquel que pasa a su lado, ya sea levantando una mano, o bien haciendo una reverencia con la cabeza.
Jorge, el joven encargado de un estacionamiento del Centro, comparte: “En la Nochebuena solamente nos comeremos un pollito a la naranja que prepara mi esposa, pues no hay para más. Dicen que el pavo, el guajolote y el pípila no es lo mismo; yo digo que sí, y el pollo se le parece. Pero lo importante, lo verdaderamente importante, es pasarla con la familia”.

"En la Nochebuena solamente nos comeremos un pollito a la naranja que prepara mi esposa, pues no hay para más. Dicen que el pavo, el guajolote y el pípila no es lo mismo; yo digo que sí."
 
Jorge, acomodador de autos


COMENTARIOS