Siguenos en
    

Cae justicia a los minicasinos

Treinta máquinas tragamonedas, discos piratas, aparatos electrodomésticos y computadoras fueron decomisadas por elementos de la Policía Federal (PF), del Ejército mexicano, de la Procuraduría General de la República (PGR), y del Sistema de Administración Tributario (SAT), durante un operativo en las plazas: Degollado, Lido, la Fayuca y sus alrededores, en el Centro de Cuernavaca.

Según autoridades estatales, los hechos se suscitaron ayer, a las 12:00 horas, cuando elementos de la Policía Federal y del Ejército mexicano arribaron a las calles Zarco y Clavijero, las cuales cerraron durante más de dos horas.

Ahí, los efectivos esperaron la llegada de personal de la PGR y del SAT, para posteriormente irrumpir en las plazas Lido, Degollado, “La Plata” y los comercios de los alrededores.

Minutos antes de que los agentes federales ingresaran a las plazas, comerciantes de la plaza Lido cerraron sus negocios y sacaron en cajas y bolsas negras su mercancía, la cual transportaron en taxis.

Además, los comerciantes cerraron las puertas para evitar que los federales irrumpieran en el lugar y se llevaran su mercancía.

Minutos después, agentes federales, junto con personal del SAT, ingresaron a las plazas y decomisaron treinta “minicasinos”, los cuales fueron subidos a una camioneta en donde fueron trasladados a las instalaciones de la PGR.

Asimismo, personal del SAT y de la PGR clausuraron varios negocios en donde operaban las maquinas tragamonedas que fueron decomisadas, y se expedían discos piratas.

Tras decomisar los “minicasinos”, elementos del Ejército mexicano y los policías federales se retiraron del lugar, por lo que todo volvió a la calma, aunque los negocios de las plazas permanecieron cerrados ante el temor de que regresaran las autoridades. 

Los discos piratas, las máquinas tragamonedas, la ropa y todos los objetos decomisados fueron puestos a disposición de la PGR, quien abrió la investigación correspondiente, por violación a la ley federal de juegos y sorteos, así como violación a la ley federal de derechos de autor.

 

El operativo

Agentes federales, elementos del Ejército mexicano, personal de la PGR y del SAT realizaron un operativo contra la piratería y los ‘minicasinos’.
 

30

máquinas tragamonedas fueron decomisadas en plaza Lido, Degollado y sus alrededores
 
2 horas
duró el operativo, en donde decomisaron máquinas tragamonedas y discos piratas
 
Bunquer
Los comerciantes cerraron sus negocios, así como las puertas de las plazas para evitar el decomiso.
 

 

Comerciantes

 

Reclaman violación a sus derechos

Comerciantes de las plazas Lido, Degollado y sus alrededores se quejaron de la violación de sus derechos, ya que señalaron que no todas las personas venden de manera ilegal.
Así lo dio a conocer el presidente de la Coalición de Comerciantes del Estado de Morelos, Mario Lara López, quien señaló que no se encuentran en contra de este tipo de acciones, pero aseguraron que hay locatarios que cumplen con las leyes. 
“Hemos tenido que tomar medidas que no quisiéramos, como es el cerrar la plaza y las otras, pero nos vemos atentados ante la necesidad que las autoridades están atacando a todo el comercio, no nada más de manera ilícita; hay gente que trabajamos con ropa, que trabajamos con aparatos electrodomésticos, que todo está facturado”, indicó.
Debido a ello, exigieron que no se repitan este tipo de hechos, al manifestar que la Policía Federal (PF), así como el Ejército mexicano se encuentran para resguardar a la ciudadanía y no para amedrentarla, e incluso asustar a los compradores.
“Hubo un operativo desde la madrugada, a las 4:00 horas; nosotros fuimos sorprendidos, porque nuestros veladores fueron golpeados, fueron atentados sus derechos. No está bien que se lleve así, en la madrugada se llevaron joyería, aparatos electrodomésticos, computadoras, hasta refrescos”, agregó.
 
 

Asi serán buenos estos hijos de .... en vez de que atiendan primero el problema de la delincuencia que cada dia crece mas en las calles y en todos lados,
se van por los mas facil... ni hablar.

COMENTARIOS