Siguenos en
    

Bautismo, una gracia espiritual

Cuernavaca, Morelos.- El bautismo es una gracia espiritual que Dios concedió a los seres humanos; por ello, no debemos dejar que se eche a perder o se vaya por otro camino, como sucede con los que roban o hacen daño, que se olvidan de este sacramento, dijo el vicario de la Catedral de Cuernavaca, Luis Millán Ocampo.
Al oficiar la misa dominical, expresó que el bautismo es uno de los sacramentos más importantes porque es necesario para la salvación: “A lo mejor las personas que roban o hacen algún daño también son bautizadas, y ahí no sabemos qué pasó, pero algo ha sucedido; a lo mejor, en eso debemos estar más atentos, de tal forma que esta gracia espiritual que Dios nos ha concedido no dejemos que se eche a perder y nos lleve por otro camino; la gracia del bautismo nos debe llevar a la vida eterna”.
Añadió que, a través del bautismo, Dios comunica la fe, pero, con el tiempo, las personas se olvidan de las promesas bautismales, como  seguir a Jesucristo.
“Nosotros, es cierto, nos incorporamos a la fe de la Iglesia católica cumpliendo las palabras del Señor a través del bautismo; pero con el tiempo uno percibe que a lo mejor no vivimos las promesas bautismales, porque eso es lo más grande: ser hijo de Dios”, dijo.
“Vivimos en un país donde muchos o la mayoría somos bautizados, y puede resultar muy penoso que los bautizados no vivamos el compromiso inherente a este sacramento, porque un bautizado debe hacer presente a Cristo, lleva en su persona los dones del espíritu”.
Recordó que Dios llama a los católicos a vivir como hijos suyos, así como crecer en la fe y formar parte de su familia.

"Dios no nos quiere privar del regalo de la vida. Por eso pone a nuestro alcance todos los medios para que no nos perdamos la oportunidad de participar de la vida eterna."
Luis Millán, vicario

COMENTARIOS