Siguenos en
    Redes Sociales

Avanza rescate de plazas comerciales

Acciones. Mantenimiento y mejora de estos centros comerciales es el objetivo de las reuniones sostenidas entre alcalde y comerciantes.

Cuernavaca, Morelos.-  Luego de la reunión que sostuvo con los comerciantes de las Plazas Lido y Degollado, el alcalde Jorge Morales Barud consideró que ya se tienen la condiciones para iniciar con las labores de ordenamiento en este lugar comercial.
El edil y los comerciantes acordaron la creación de una mesa de trabajo que tendrá lugar la próxima semana, para determinar las acciones legales que el Ayuntamiento tiene previstas para trabajar en conjunto, con el apoyo de quienes representan los intereses de los comerciantes.
Se estableció que, para dar seguimiento a los avances de la comisión especial para la regulación del comercio en la vía pública, integrada por regidores miembros del Cabildo, se trabajará en busca de la reubicación de quienes invaden las calles a partir del comercio informal.
Se acordó la continuidad a las acciones que el Gobierno municipal ha tomado sobre el mantenimiento y mejora de las condiciones de higiene dentro de las plazas, como los trabajos en los baños.
Los líderes de comerciantes manifestaron su interés y solidaridad para colaborar en las acciones y medidas que realiza la administración que encabeza el edil, Jorge Morales Barud, para que los ciudadanos gocen de una ciudad más limpia y ordenada.
Los comerciantes de las Plazas Lido y Degollado han manifestado que las autoridades han abandonado a esas plazas, lo que incluso los ha llevado a salir a vender a las calles, generando un conflicto vial, pero también visos de enfrentamiento con ambulantes adheridos al Nuevo Grupo Sindical.
En un primer recorrido que realizó la Comisión Especial para el reordenamiento de los comerciantes, se dieron los compromisos para el mejoramiento de las instalaciones a cambio de que los locatarios no salieran más a las calles.

870 comerciantes albergan las plazas Lido y Degollado, y 350 operan como Repecos.


COMENTARIOS