Siguenos en
    Redes Sociales

Atlatlahucan: es bello, elegante y tradicional

Atlatlahucan, MORELOS.- Atlatlahucan es indudablemente uno de los pueblos más pintorescos y tradicional del Estado de Morelos, transitar por sus tranquilas calles es trasladarse a la época de la colonia, sus calles y faroles en cada vivienda crean un ambiente del que muchos de sus habitantes están orgullosos. Rodeado de importantes y representativos municipios del Estado, como Cuautla al sur, Yecapixtla al oeste, Tlayacapan al este y Totolapan al norte. Atlatlahucan se yergue y sobresale orgulloso con su arquitectura colonial ante sus municipios vecinos.
Así como Totolapan, este bello poblado fue asentamiento de los xochimilcas hasta 1436, cuando el emperador Moctezuma llegó con sus guerreros y asoló esta y otras importantes zonas de Morelos. Atlatlahucan originalmente era llamado Atlatalucan que según su etimología significa: Atl: agua; tlatlauki: color rojo, acre o bermejo y kan: lugar o sobre, que se traduce en “Lugar sobre agua rojiza”.
Atlatlahucan, como le llaman hoy, ha estado sujeto desde hace siglos a otros poderes, como a Totolapan en 1570, cuando frailes agustinos fundaron el convento de San Mateo Apóstol, un templo con arquitectura de estilo barroco que permanece como un patrimonio de la humanidad, declarado así por la UNESCO en diciembre de 1944. A principios del siglo XX aún era una ayudantía de Tlayacapan y se desligó de este municipio para convertirse en cabecera en el año de 1932.
Es muy importante señalar que la mayoría de la población profesa la religión católica tradicionalista, pero existe una separación religiosa, y en el ex convento agustino toda la misa es oficiada por el sacerdote en latín y de espaldas a los feligreses y respaldada por un coro de cantos gregorianos; mientras que la que profesa la religión católica romana, regida por el sistema sede en Roma, oficia en la sede parroquial que se encuentra a dos calles al norte del ex convento. Sin embargo, el pueblo se une y la fiesta patronal se celebra el 21 de septiembre; pero la fiesta más importante del poblado se celebra el 4º viernes de Cuaresma y se venera al señor de Tepalcingo.
También es importante apuntar que en Atlatlahucan, como en otros municipios también se adjudican la creación del Chinelo y aquí aún existe el “trueque”, donde hombres y mujeres intercambian flores, ceras, alimentos y, lo más importante: fe y unidad.
NO A LAS TIENDAS
DE CONVENIENCIA
Así como el pueblo luce sus calles llenas de faroles que por la noche le dan un toque distinguido, es notable cómo en todo su territorio no existe ninguna de las llamadas tiendas de conveniencia, la unión de comerciantes en pequeño ha impedido la proliferación de estos negocios, así como las de supermercados, que aseguran, sólo acarrearía un cierre de negocios que afectaría a decenas de familias locales.
Al vecindario le inquieta la aparición de un proyecto que quitará la cancha de basquetbol en las mediaciones de la plaza principal ‘Amador Salazar’; la costumbre de los jóvenes a realizar allí sus torneos y ‘cáscaras’ semanales parece que desaparecerá. No obstante las autoridades aseguran que se trata solamente de un proyecto que serviría para construir en ese lugar un teatro al aire libre, acorde a la arquitectura colonial actual y se acabaría de paso con las mini cantinas que se forman alrededor de esta cancha.
Es necesario, para fomentar el turismo en Atlatlahucan, la edificación de un hotel que desafortunadamente no existe aquí. Y es que el turismo ha aumentado considerablemente desde que el señor Luis Alberto Gordillo tomó las riendas de la Dirección de Turismo; en el atrio del ex convento se puede encontrar un módulo de información muy necesario para los visitantes. Es fundamental impulsar el turismo para detener la migración de jóvenes a Norteamérica, que según el señor Narciso Noriega, secretario municipal, llega al 15 por ciento.
Alejado de la ciudad capital, este pueblo lucha por conservar intactas sus fiestas, sus costumbres, sus celebraciones rituales y ceremoniales como en antaño, siempre con mucho encono y respeto para lograrlo.


COMENTARIOS