Siguenos en
    Redes Sociales

Atentado ‘vino de adentro’

Firmes en unidad. El procurador Dorantes y la secretaria de Seguridad, Vázquez Luna, recibieron el apoyo del mandatario estatal.

CUERNAVACA, MORELOS.-  El Gobernador Graco Ramírez Garrido Abreu consideró que el atentado contra el procurador de Justicia estatal, Rodrigo Dorantes Salgado, en el que murieron tres escoltas y un estatal resultó herido, es producto de una conspiración fraguada “desde dentro” de las corporaciones policiacas estatales.
“Que la investigación nos arroje lo que tenga que arrojarnos, por eso vamos a ir al fondo de la investigación, porque se trata de una conspiración desde dentro y, por encima de los mandos, vamos a actuar con mucha más firmeza”, puntualizó.
Al ofrecer una rueda de prensa para ahondar sobre los hechos de la madrugada de ayer, el titular del Ejecutivo estatal destacó que los acontecimientos no corresponden al protocolo de seguridad definido, sino que hubo uso excesivo de la fuerza por parte de la Policía Acreditable, y que no se trató de un retén policiaco ordenado por la titular de la Secretaría de Seguridad Pública (SSP) estatal, Alicia Vázquez Luna.
“Creo que hay un exceso de uso de fuerza, evidentemente, de parte de los policías; el dispararles (…) con la presunción de que es un vehículo desconocido me parece que rompe ese protocolo, quizás lo que tengamos que mejorar nosotros es el nivel de comunicación”, consideró.
Ante los hechos, el Gobernador descartó que se haya tratado de una falta de coordinación entre las fuerzas policiacas, por lo que se investigará lo que sucedió.
“Que quede claro, no hay ningún problema de coordinación entre el señor procurador y la señora secretaria de Seguridad Pública, ése no es el problema”, dejó en claro Ramírez Garrido.
Incluso, adelantó que se valora la designación de un fiscal especial para que se haga cargo de la investigación, a fin de esclarecer si se trató de un atentado en contra del titular de la PGJ o qué originó este hecho registrado la madrugada de ayer.
“El Poder Ejecutivo manifiesta su firme convicción de continuar actuando con transparencia y legalidad en la estrategia de seguridad, por lo que, a fin de dar certeza a la investigación, estoy valorando la designación de un fiscal especial, para que se haga cargo de esta investigación”, explicó el mandatario estatal.
Ramírez Garrido fue cuestionado sobre por qué el procurador no se identificó, así como sus escoltas, y respondió: “No tiene por qué identificarse un vehículo que es conocido por la policía, no tiene por qué identificarse; ni el señor viene de otras actividades que no sean las de su trabajo a su domicilio”.
En este sentido, el Gobernador pidió prudencia para informar sobre lo acontecido y refirió que la investigación se llevará el tiempo que sea necesario para esclarecer los hechos.
El mandatario estatal fue enfático en el señalamiento de que las cosas se dieron de manera irregular, justamente cuando se está planteando reconstruir el modelo de policía.


COMENTARIOS