Siguenos en
    

Atenderá Barud las negociaciones

Remigio Álvarez Andrés,  titular del SAPAC

Cuernavaca, Morelos.- Será directamente el alcalde Jorge Morales Barud, quien encabece las negociaciones con la Universidad Autónoma del Estado de Morelos (UAEM), en torno al real o supuesto adeudo que la institución tiene con el Sistema de Agua Potable y Alcantarillado de Cuernavaca (SAPAC).
Así fue dado a conocer por el director General del SAPAC, Remigio Álvarez Andrés, quien refirió que por indicaciones del propio Alcalde, recibió la información que los convenios y acuerdos que se realicen con la UAEM, serán bajo su determinación.
Lo anterior se da en el marco de los enfrentamientos de declaraciones que se han suscitado entre las autoridades del SAPAC y la UAEM por un adeudo que se señala de 61 millones de pesos, disputa que el edil busca evitar, esto de acuerdo con personas allegadas a Morales Barud.
Álvarez Andrés dijo que en lo que respecta a la responsabilidad que le corresponde, le tocó verificar que existían tomas que la Universidad no había reportado, por lo que se le consideran clandestinas, como sucedería con cualquier otra institución, empresa o particular que esté ocupando agua potable sin pagar por ese servicio.
En la guerra de declaraciones, Álvarez Andrés ha sostenido desde el mes de mayo  del presente año que la UAEM estaba haciendo uso del agua potable sin hacer el pago correspondiente; mientras que el rector Alejandro Vera Jiménez, ha señalado que  esa situación forma parte de un convenio establecido entre ambas partes desde administraciones municipales anteriores.
Por último, Álvarez Andrés dijo que el servicio a la Universidad sería restablecido ayer mismo, mientras que establecen los acuerdos o convenios, pero que a partir de ahora, la UAEM tendrá que pagar el agua de sus instalaciones del campus Chamilpa, las que ya están debidamente regularizadas.

Acusación

Son siete meses de desacuerdos
Desde mayo SAPAC había informado que la Universidad hacía uso del servicio de agua sin pagar por el mismo.

"Me tocó verificar que existían tomas que la Universidad no había reportado, por lo que se le consideran clandestinas, como sucedería con cualquier otra institución o empresa."
Remigio Álvarez Andrés, titular del SAPAC


COMENTARIOS